Sobre la actitud sinérgica

El todo es siempre mayor que la suma de sus partes. En la actitud sinérgica, nuestra atención se vuelve hacia la calidad de lo que queremos realizar grupalmente. Esa actitud muestra el verdadero valor de trabajar en grupo, con la energía fluyendo a través de todos, sin preocupaciones con autoridad o jerarquías. Personas que actúan sinérgicamente realizan en mucho menos tiempo y con mayor calidad las actividades que les son destinadas. Cuando tomamos una actitud sinérgica, nos colocamos a disposición de la inspiración que viene del Alma y sincronizamos las acciones del grupo en total armonía.
Sugerencias prácticas para tener una actitud sinérgica
• Sé un ejemplo vivo para los niños, permitiéndoles que sean escuchados y que participen, del modo que puedan, de actividades con los adultos.
• Observa, durante el día, cuántas personas se sintieron estimuladas por tu presencia cooperativa.
• Involúcrate con alguna causa que te hable directamente al corazón.
• Valoriza todo el trabajo que realizas en grupo. Cuando se trabaja con una visión y un propósito compartidos, la presencia de la calidad es indiscutible.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes

Artículos relacionados