Sobre la actitud sensual

La actitud sensual es aquella que nos hace verdaderamente conscientes del sentir y nos invita a estar presentes con todo nuestro Ser cuando tocamos, oímos, miramos intencionalmente a alguien o a algo, cuando saboreamos alimentos y descubrimos fragancias y olores en el mundo que nos rodea. La actitud sensual nos lleva a experimentar el principio de unidad que está detrás de todo lo que es vivido consciente y amorosamente con nuestros sentidos. Cuando estamos sensualmente atentos, nuestra Esencia Divina se gratifica intensamente y nos liberamos de la ilusión de separatividad.
Sugerencias prácticas para tener una actitud sensual
• No tengas miedo de sentir placer. El placer es aún mayor cuando lo sentimos con el Alma.
• Medita sobre lo siguiente: las experiencias con los sentidos (vista, oído, olfato, paladar y tacto) son directas, intransferibles y esencialmente unificadoras.
• Trata de estar siempre atento a lo que puedes descubrir con los sentidos. Cuando los cinco sentidos se tornan plenos, hay otros más sutiles a ser descubiertos y desarrollados.
• Deleítate en los sentidos maravillosos que el Creador te concedió. El mayor pecado es embotar estos dones divinos.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes

Artículos relacionados