Sobre la actitud saludable

En el interior de nuestra mente llevamos el sentido y la memoria de un estado de salud perfecto y vital. Tomar una actitud saludable implica no olvidar que somos vitalizados por un poder electromagnético interior que nos vivifica, a cada instante, con amor y luz divina. El estado pleno de salud se manifiesta cuando optamos por atender amorosa y cuidadosamente las necesidades del cuerpo, de las emociones y de la mente en sintonía con la voluntad de nuestra Alma. Cuando hacemos eso por nosotros mismos, aprendemos a hacerlo también por el Planeta-casa donde vivimos y que es la fuente nutriente de nuestra existencia.
Sugerencias prácticas para tener una actitud saludable
• Desarrolla nuevos hábitos alimenticios. Pregúntate interiormente cuál es la mejor nutrición para ti y sigue esa orientación.
• ¿Qué haces tú para agregar valor a tu salud y al medio ambiente en que vives?
• Observa si estás hablando más sobre tu salud que haciendo algo para mantenerla.
• Desarrolla la capacidad de establecer límites y de decir no a personas y situaciones que no cooperan con tu salud ni la facilitan.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes