Sobre la actitud intuitiva

Primero aquiétate y, enseguida, escucha lo que tu intuición puede estar diciéndote. Cuando la luz de la intuición se enciende, ella rompe las barreras de la lógica y de la racionalidad y somos inmediatamente impulsados a tomar la actitud correcta.
Ella no deja dudas y nos sentimos muy seguros para actuar. Esta es una actitud que necesitamos practicar con mucha intencionalidad pues, al permitir que la razón sea acogida en la luz mayor de la intuición, sabremos directamente lo que necesitamos. Con el despertar del Amor del Alma en nuestro corazón, la facultad intuitiva emerge como un don natural que nos ilumina el camino.
Sugerencias prácticas para tener una actitud intuitiva
• Presta atención a las sensaciones intuitivas que tu cuerpo puede estar indicándote.
• Armonízate con tu subconsciente actuando y pensando positivamente. El guarda y abre tu canal intuitivo de contacto con el Alma.
• Descubre maneras de nutrir el hemisferio derecho de tu cerebro. Haz cosas con tu mano no dominante y ejercita tu creatividad.
• Evita muchas horas de ejercicios intelectuales que puedan cansar la mente. Crea un espacio silencioso en la mente y aprende a incubar tus preguntas.
• Haz arte, sé divertida, creativa; sé insólita, de vez en cuando.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes