Sobre la actitud alternativa

Cuando permanecemos mucho tiempo atados a nuestros condicionamientos, o cuando nos permitimos limitarnos por creencias que ya quedaron en el pasado, es el momento en el que hemos de tomar una actitud alternativa. Esa actitud permite que busquemos nuevas perspectivas y posibilidades que antes no vislumbrábamos.
Tomar una actitud alternativa significa que podemos ejercer nuestro poder de elección libremente, sin imposiciones de creencias limitantes, pues nos damos cuenta de la variedad y diversidad de elecciones que la vida nos ofrece.
Sugerencias prácticas para tener una actitud alternativa
• Siéntete libre para elegir. No permitas que un exceso de tradicionalismo te impida vislumbrar nuevos horizontes.
• Favorece el surgimiento de experiencias nuevas en tu vida.
• Pasa, cada vez más, a consumir productos que contribuyan al equilibrio entre el Ser Humano y la Naturaleza.
• Trata de identificar todas las cosas que pueden hacer tu vida más sencilla y coherente con lo que piensas, sientes y haces. Por ejemplo, evita acumular cosas que la tornen muy complicada.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes