Sin dolor en las cervicales

Rigidez en el cuello, dolor al moverlo, hormigueo o mareos son síntomas de las molestias cervicales. Ejercitar esta zona es clave para evitarlas.

dolor en las cervicalesEl 70% de la población ha sufrido dolor de cervicales alguna vez en su vida. Las siete vértebras de la columna cervical, los músculos o los nervios de esta zona son los culpables del dolor y los motivos que lo provocan pueden ser varios. Algunos son muy comunes como las contracturas musculares producidas por malas posturas y otros como las hernias discales no son tan habituales, pero provocan rigidez en el cuello y mareos.

Mejora la movilidad

Para evitar el dolor tienes que ejercitar la musculatura de la zona para que esté fuerte y flexible, y también mantener una buena movilidad de la columna cervical. La natación es un deporte muy recomendable, ya que los estilos de espalda y crol ejercitan eficazmente esta zona. Aparte de esta actividad, los siguientes ejercicios te ayudarán a mantener una buena movilidad cervical. No los hagas todos seguidos, escoge dos o tres diferente cada día y haz de 10 a 20 repeticiones.
• Gira la cabeza a ambos lados como si dijeras “no”.
• Baja el mentón y vuelve despacio a la posición normal mirando de frente como si asintieras con la cabeza.
• Inclínala a un lado y a otro acercando la oreja hacia el hombro derecho y después hacia el izquierdo.
• Haz media rotación llevando la barbilla de un hombro a otro, manteniéndola bien pegada al pecho.
• Levanta los dos hombros a la vez hacia a las orejas.

Musculatura a tono

Puedes completar esos movimientos con los que te sugerimos a continuación, que tienen como finalidad fortalecer los músculos del cuello. Para hacerlos ponte de pie frente a una pared con una toalla enrollada o una pelota de espuma.
• Coloca la toalla o la pelota entre tu frente y la pared y, con la cabeza recta, presiona despacio y suavemente contra ella. De esta forma trabajas los músculos de la cara anterior del cuello.
• Sitúa la pelota entre la pared y el lado derecho de la cara y presiona. Repite con el lado izquierdo y reforzarás los músculos laterales.
• Por último, haz el ejercicio colocándote de espaldas a la pared y situando la pelota entre esta y la nuca.

Debes evitar…

Recuerda que mantener una buena postura (con la cabeza y la columna bien alineadas) es muy importante para no sufrir molestias en la zona del cuello. Esta recomendación es muy importante si pasas varias horas sentada ya que hay tendencia a encorvar la espalda. También ten en cuenta que hay dos movimientos que nunca debes hacer si sientes tensión o dolor en el cuello:
• Realizar media rotación de la cabeza hacia atrás.
• Llevar la barbilla hacia el techo con la cabeza inclinada hacia atrás, como si miraras al cielo.

Qué causa las molestias

• Contracturas. Pasar muchas horas mal sentada frente al ordenador o dormir en mala posición pueden ocasionar una contracción involuntaria, continua y dolorosa de los músculos del cuello.
• Artrosis cervical. Se produce cuando hay un desgaste de las articulaciones que unen todas las vértebras del cuello. A partir de los 65 años casi el 100% de la población sufre esta dolencia.