Saltarse una comida adelgaza

Esta afirmación también es falsa. De hecho, saltarse una comida es un mal hábito de vida que puede acabar por salirnos caro.

Además, es posible que incremente en gran medida el hambre y acabemos comiendo de manera descontrolada durante la siguiente comida, consiguiendo precisamente lo contrario que nos proponíamos.

Volver a Las dietas y sus mitos