¿Puedo comer pan?

El pan es un asunto delicado, incluso en el programa para el control del peso Montignac.
Algunos tipos de pan son muy ricos en almidón (con una concentración en carbohidratos de 35 g por cada ración de 100 g) y en azúcares, y si abusa de ellos, corre el riesgo de desestabilizar su páncreas y ganar peso. Si lo ha perdido con el programa para la pérdida rápida de peso, esta sección de preguntas y respuestas le proporcionará toda la información que necesite para ayudarle a no recuperar todo lo que ha perdido.

¿Sigue siendo el pan, en este programa, un alimento que engorda?

La respuesta es un sí bien documentado. Ciertos tipos de pan, como el pan blanco, las bagwttcs o los cruasanes, siempre provocarán un gran destrozo en su cintura. Incluso un páncreas sano no puede hacer frente a la enorme carga de azúcares y almidón presente en estos productos de panadería con un IG alto. Si consume estos alimentos no más de dos veces al mes, en forma de desviaciones planeadas, no debería encontrarse con problemas. No obstante, superar este límite desestabilizará su páncreas, que secretará demasiada insulina, lo que dará lugar a la ganancia de peso.

¿Puedo seguir comiendo pan en el desayuno?

Sí. En el desayuno de carbohidratos-proteínas, debería seguir comiendo pan, pero sólo de harina integral no refinada o de centeno. Después de seguir durante unos tres meses el programa para el control del peso, puede untar, si lo desea, un poco de margarina ligera. No obstante, cuando coma su desayuno de proteínas-grasas, debería evitar consumir pan, aun cuando se trate . de un buen pan integral.

¿Qué tipo de pan puedo comer?

Los buenos panes son los de centeno o los integrales, preferiblemente aquellos hechos con harina ecológica no refinada. Sin embargo, el pan blanco siempre estará prohibido en esta dieta, incluso en el programa para el control del peso. Sin importar lo sano que pueda estar su páncreas, la inclusión regular de pan en su dieta dará lugar a la ganancia de peso y a los desequilibrios metabólicos. Durante el desayuno, el almuerzo o la cena, ya sea en casa, en un bar o en un buen restaurante, siempre debería obedecer la regla de oro: ¡nada de pan blanco!

¿En qué otras ocasiones puedo comer pan?

En el programa para el control del peso, puede comer pan de harina integral no refinada o pan de centeno no sólo para desayunar, sino también como tentempié. Pero éstas son las únicas ocasiones en las que el pan está permitido. El pan debería ser integral o de centeno, y estar tostado, ya que el hecho de tostarlo puede reducir el valor de su IG. Rellene el bocadillo con hortalizas con un IG muy bajo, carnes magras y quesos no grasos. Recuerde que se trata de un tentempié y no de un plato de acompañamiento, y que debería comerlo con el estómago vacío.

¿No podré volver a comer cruasanes?

Si le encantan los cruasanes o el pan blanco, haga que estos alimentos sean sus dos desviaciones mensuales y será improbable que gane peso. A veces me resulta imposible resistirme a unos deliciosos cruasanes (aunque tienen un IG muy alto) rezumantes de mantequilla. En tales casos, al final de la comida, tengo en cuenta en qué medida se ha desequilibrado mi equilibrio dietético. En otras palabras: normalmente tomo nota mental de lo que he tomado para desayunar, y como con prudencia y sentido común durante el resto del día.

Volver a Dieta Montignac

Artículos relacionados