Melatonina y juventud

Regula el sueño, mejora las defensas y retrasa la vejez.

melatoninaLa melatonina es una hormona del sistema nervioso que se sintetiza en la glándula pineal o epífisis. Ubicada en la zona posterior del cerebro, esta pequeña glándula de apenas 150 mg de peso es el auténtico centro de control de los sistemas endocrino e inmunitario, e interviene en los principales procesos vinculados al envejecimiento. En la epífisis se hallan todas las enzimas necesarias para sintetizar la serotonina a partir del aminoácido triptófano y, en un segundo paso, la melatonina a partir de la serotonina. La característica principal es que la fabricación y secreción de melatonina está directamente vinculada al ciclo circadiano día-noche. La luz hace disminuir su secreción, mientras que la oscuridad la activa. La secreción de melatonina comienza hacia las nueve de la noche y llega a su punto máximo entre las dos y las tres de la mañana, cuando se alcanza el sueño profundo. Entre las seis y las siete y media de la mañana, en una persona adulta bien sincronizada, cesa la secreción de melatonina y el cuerpo se prepara para el despertar.
Los niveles máximos de melatonina se dan durante la infancia y después, con el transcurso de los años, descienden hasta caer en picado a partir de los 50 años. A la edad de 70 años se sintetiza la mitad que a los 20. Parece ser que esta es una de las razones por las que las personas mayores son más vulnerables a las enfermedades.
Sin embargo, el actual estilo de vida en las sociedades occidentales condiciona completamente el funcionamiento de nuestros sistemas circadianos y, por tanto, de la síntesis de hormonas. Las referencias temporales que utilizamos son el resultado de estrictos condicionantes sociales regidos por horarios que debemos atender a lo largo del día. La falta de armonía entre los ritmos internos y los hábitos personales o sociales favorece los accidentes, las enfermedades cardiovasculares, el insomnio, la obesidad, la diabetes e incluso la aparición del cáricer. La melatonina puede ser de gran ayuda a personas que por cuestiones laborales o frecuentes viajes transoceánicos se ven sometidas a la desincronización del ciclo sueño-vigilia.

Propiedades biológicas

La melatonina como suplemento no es adecuada para tratar síntomas concretos, sino que es un regulador global de los procesos relacionados con el envejecimiento. Sus principales acciones en el organismo son: » Contribuye al mantenimiento de un sistema inmunitario fuerte y, como consecuencia, nos protege frente a virus, parásitos y células mutadas precursoras de tumores cancerígenos. « Gracias a la preservación de los linfocitos T supresores, que impiden que los linfocitos auxiliares destruyan tejidos del propio cuerpo, restablece la sensibilidad frente a los alérgenos conocidos. Previene así las alergias y las enfermedades autoinmunes. « Es un antioxidante muy efectivo. Al ser liposoluble, atraviesa fácilmente las paredes celulares y llega al núcleo, defendiéndolo de la acción de los radicales libres. Además, una vez los neutraliza, no se degrada sino que permanece estable. « Tiene un efecto regulador sobre tiroides, hipotálamo y glándulas suprarrenales.

Suplemento polémico

La melatonina es un producto de gran valor terapéutico, pero su comercialización como complemento dietético se ha vuelto a prohibir recientemente en España después de casi un año de expansión en el que estuvo permitida su difusión. Hoy día, quien precise tomar esta hormona debe recurrir de nuevo a los mercados extranjeros. Es importante informarse del fabricante y del grado de pureza para obtener sus beneficios pues, aunque se prescribe fundamentalmente para mitigar el insomnio y los efectos del jet-lag, su acción biológica sobre el organismo es mucho más amplia.

Dosis y precauciones

La dosis adecuada para sincronizar el ritmo sueño-vigilia es de 1-2 mg de melatonina al día. A partir de los 50 años se puede aumentar a 3 mg y, cumplidos los 65, llegar a los 5 mg. Lo que sí es importante es ingerirla una o dos horas antes de acostarse ya que, así, induce la génesis de otras hormonas asociadas. La toma de melatonina a diario y a la misma hora propicia un ciclo circadiano rítmico y estable, pero no es aconsejable si se están tomando fármacos inmunoestimulantes, anticoagulantes, antidiabéticos, ansiolíticos o antidepresivos.