Las ventajas de comer en plato pequeño

Casi el 72% de las calorías que consume una persona está condicionado por aspectos ajenos a la propia comida, como el tamaño y la forma de los utensilios que se utilizan. ¡Entérate cómo ponerlos a tu favor!

madridLa cantidad de alimentos que se ingiere no sólo depende del gusto, olor o textura, sino que la iluminación, la música y el ruido del lugar, junto a los elementos que se utilizan, marcan la diferencia entre comer más o menos. Otro de los factores que inciden es la cercanía y la comodidad de los alimentos, así como también condicionantes familiares y culturales, como con quién nos sentamos a comer, el envase o el plato en que nos servimos. No es lo mismo comer solo, ni comer en una cita con un amigo o con la pareja.

UN NUEVO ESTUDIO
Científicos de la Universidad de Illinois (EEUU) confirman que al pasar de un plato hondo a uno playo, la persona puede llegar a reducir su porción hasta en un 22%, y le dan más fuerza a la teoría que establece que si se eligen grandes porciones de comida se tiende a comer más. Según estos estudiosos la “ilusión óptica” provoca una desestimación de aquello que se come en el plato hondo, lo que lleva a sentirse satisfecho con cantidades, cada vez más abundantes, de comida.

CUIDADO CON VASOS Y CUBIERTOS
De la misma forma ocurre con la elección del vaso donde se va a beber, se puede llegar a tomar hasta un 88% más en vasos anchos. La percepción del cambio de tamaño se puede observar al utilizar una misma cuchara para servir igual cantidad de alimento en platos de diferente tamaño. Cuando la comida se añade al plato más grande, su contenido será advertido como menor, en comparación con la sensación de “plato lleno” que se experimenta con el plato más chico. Estos estudios ponen de manifiesto que el tamaño de los utensilios de cocina es una valiosa herramienta para un mejor control de la cantidad y las calorías de la comida que se debe consumir. En particular para aquellas personas que desean modificar su peso, ya sea para aumentar o bajar: uno podrá sentirse satisfecho con lo que ve en la mesa, depende cómo sean los platos que utilice.

Hábitos alimentarios sanos
• Porciones más pequeñas
• Al menos 3 raciones de lácteos al día
• Consumo de grasas reducido
• Ingesta de frutas y verduras