Florianópolis

brasilLos brasileños adoran sus playas, y la Ilha de Santa Catarina (conocida también como Florianópolis, o Floripa en versión corta) es famosa en todo el país por sus interminables extensiones de arena, sus excelentes mariscos y sus pueblos pesqueros tradicionales de las Azores. El clima tropical, la hermosa costa, los paisajes exóticos, los atractivos lugareños y un estilo de vida relajado son característicos de esta animada zona, particularmente apreciada por los brasileños.
La isla puede dividirse en cinco zonas: norte, este, centro, sur y oeste. Las playas de Canasvieiras, Jururé y Praia dos Ingleses, en la parte norte de la isla, están muy urbanizadas y repletas de turistas, particularmente en los meses de verano (de diciembre a febrero). Jururé es popular entre las celebridades brasileñas, muchas de las cuales tienen casas en los exclusivos barrios de la zona.
Al este están las hermosas y amplias playas de arena de Galheta, Mole y Joaquina. Rodeada de colinas de vegetación exuberante, y con sus olas grandes ideales para el surf, esta zona es un imán para todos los que buscan la mejor ola. En el centro de la isla, cerca de Lagoa da Conceigao, una gran laguna rodeada parcialmente por grandes dunas de arena, es donde se pueden encontrar algunos de los mejores restaurantes y clubs nocturnos de la zona.
El extremo sur de la isla se divide en dos zonas: en la parte este están las escarpadas y desiertas playas de Campeche, Armagao, Lagoinha do Leste y Naufragados, que miran hacia las aguas del Atlántico; y en la parte oeste, Ribeirao da Ilha, frente al continente. En Ribeirao da Ilha se encuentran pueblos pesqueros de las Azores y portugueses maravillosamente conservados, con una arquitectura colorida y unos habitantes muy amistosos.
Sólo se puede acceder a ella a través de una carretera estrecha y sinuosa que bordea la costa, desde la que se tienen vistas panorámicas de la Baia Sul y las frondosas colinas del continente, al otro lado de la bahía. Otros pintorescos pueblos parecidos están repartidos por el extremo sudoccidental de Florianópolis, albergando cafés con vistas al mar y criaderos de ostras, además de lugares idóneos para el submarinismo.

Volver a Lugares

Artículos relacionados