Dieta vegetariana

salud femeninaEs quizá el más popular de los sistemas de alimentación que excluyen algún nutriente. Y es quizá, también, donde mejor se conjugan la alimentación con un concepto distinto de vida.

Muchos de sus seguidores sostienen que no se deben comer «cadáveres» y que, por tanto, la carne o el pescado deben proscribirse. Es una forma de pensar y nada hay que oponer en cuanto al pensamiento. Desde un punto de vista nutritivo, es cierto que muchos erradican de su dieta pescado y carne, pero incluyen huevos o leche, con lo que amplían su dieta y se convierten en ovolactovegetarianos. Desde un plano nutritivo, esta dieta, así concebida, no tiene ninguna carencia y, por tanto, es perfectamente aceptable.
El problema que ya se ha dicho muchas veces es que los vegetarianos suelen atribuir a su dieta o a su sistema de alimentarse una serie de virtudes que no se pueden demostrar. Lo que sí debe decirse (una vez más) es que las filosofías que sustentan la no ingestión de carne, no se basan en un sentimiento de bondad hacia los animales, sino en un temor a comerse a alguien reencarnado en animal. No es, en definitiva, un triunfo de la moral sobre el apetito. Grande Covián recuerda que es un tipo de dieta que tuvo su auge en la Europa del siglo XVIII, posiblemente como protesta por la forma de alimentarse de los ricos y poderosos. También pudo triunfar por la idea creciente de volver hacia lo natural. En ese sentido estamos en la situación de soñar con lo idílico como oposición a la vida urbana. Cuando hablamos de vegetarianos, estamos hablando de nutrición, y que no por comer carne, se acumula la maldad, ni por comer sólo productos de origen vegetal se gana en bondad, en paciencia y en tolerancia como pretenden los filósofos del vegetarianismo.
Y como anécdota vamos a recordar que un líder político del siglo XX, cuando se enfadaba, llamaba a sus enemigos «comedores de cadáveres». Se había convertido al vegetarianismo, y no parece, desde luego, el ejemplo para exhibir las virtudes humanas de los vegetales: era Hitler.
Desde el punto de vista nutritivo, la dieta vegetariana sólo puede ser criticada en época de crecimiento por la posible carencia de vitamina B12. No parece la dieta ideal para los niños, dada la cantidad de proteínas que necesitan y la calidad de esas proteínas. Se puede suplementar. Para los adultos, la dieta vegetariana no ofrece ningún problema notable. Aunque es más aceptable la dieta ovolactovegetariana.

Artículos relacionados