Dieta por Puntos

Lo permitido

He aquí uno de los numerosos menús permitidos por esta dieta: desayuno: zumo de limón con agua, dos huevos preparados como se desee, café o té con crema de leche y sacarina; comida: un dry Martiní, fiambre de pollo, un gran filete, judías verdes con mantequilla, queso, 20 g de pan, café con sacarina, una bebida alcohólica; cena:un whisky, trucha, asado de cordero, espárragos, ensalada, queso, manzanas, 20 g de pan, media botella de vino, café con sacarina, una bebida alcohólica.
Todos estos manjares contienen únicamente 59,8 g de hidratos de carbono; ésta es la base científica sobre la cual se articula esta dieta. Se coma lo que se coma, hay que controlar bien los alimentos, teniendo en cuenta la cantidad de hidratos de carbono que contiene cada uno. Por lo demás, la dieta es libre: se puede tomar toda la mantequilla, toda la carne y todo el alcohol que se desee. Con esta dieta se llega prácticamente a eliminar total o prácticamente el pan, la pasta, el arroz, las patatas, los farináceos y las legumbres y a restringir drásticamente incluso la fruta y la verdura. Las únicas contraindicaciones que presenta esta dieta son, según los autores, la hipoglucemia, es decir un índice bajo de azúcar en sangre, y la hipercolesterolemia, es decir un exceso de colesterol en sangre. Sin embargo, el resultado seguro es la cetosis (es decir, el aumento de acetona u otros compuestos análogos en la sangre) que no provoca (aparentemente) trastornos de importancia, sino que paradójicamente puede inducir cierta sensación de euforia y que bloquea cualquier molesta sensación de hambre. La cetosis es, sin embargo, el signo más claro de un profundo sufrimiento hepático. Además, esta dieta puede provocar peligrosos aumentos del contenido de colesterol, grasas, ácido úrico, etc. de la sangre, e Dieta de papas. Es una dieta de 1000 calorías que consiste en la ingestión de un solo alimento. Dura 36 horas y se repite una vez a la semana, 8 horas: una tácita de café con una cucharadita de azúcar; 9-13 horas: un vaso de agua oligomineral; 13 horas: patatas blancas (generalmente 500 g) hervidas con piel en agua, sin salar y condimentadas sólo con vinagre o zumo de limón; 14-20 horas:uno o dos vasos de agua mineral; 20 horas:como a las 13 horas (generalmente 250 g de patatas). La dieta se repite al día siguiente hasta las 20 horas.
Una dieta de estas características no produce ningún daño, porque dura apenas 36 horas semanales, pero el resultado adelgazante es enormemente aleatorio y en cualquier caso no resuelve el problema de la persona que tiene que perder 10-20 kilos.
Adiós a las dietas aburridas en las que siempre hay que comer lo mismo. Con la dieta de los puntos podrá diseñar los menús que prefiera sin alimentos prohibidos. Una dieta flexible que se adapta a cualquier estilo de vida.
Las dietas estrictas muchas veces fracasan porque se convierten en programas estructurados, llenos de prohibiciones. Esta dieta te ofrece una solución a los problemas de sobrepeso u obesidad sin arriesgar tu salud.
Esta dieta es un programa basado en la disminución de calorías que se adapta a tus gustos y estilo de vida. Sólo tienes que conocer cuántos puntos vale cada alimento y elegirlos de acuerdo a tu edad, estatura y complexión. Puede ser un método muy bueno y, bajo la supervisión de una nutrióloga, podrás elegir las opciones más saludables.
Con la dieta por puntos podrás diseñar tus menús sin sentirte culpable por consumir ciertas cosas. Es una dieta flexible y variada que te permite ir a cualquier lugar y comer cualquier cosa. Para bajar de peso recomienda el consumo de 17 a 19 puntos cada día (distribuidos en tres comidas), lo que equivale a 1400 calorías que te permitirán bajar medio kilo de peso por semana, sin sacrificar tu salud.
La dieta de los puntos es un sistema de adelgazamiento que se basa en no pasarse cada día de un determinado numero de puntos. Cada alimento tienen una puntuación y cada persona dependiendo de su talla y peso dispone de un número de puntos.
Esta dieta no debería realizarse más allá de 4 ó 5 semanas sino se realiza bajo un estricto control que permita observar si la persona ha sufrido algún tipo de carencia. Asimismo, no es recomendable para personas con antecedentes nerviosos, niños menores de 12 años o mujeres embarazadas. Esta dieta es perfecta para todos aquellos que quieran adelgazar mientras llevan una vida de locos, pero no es aconsejable si no se tienen las ideas muy claras. Por ello, hay que realizarla bajo un control médico estricto para que el organismo no padezca déficits graves.
Frutas, verduras, café e incluso algunos dulces son ejemplos de alimentos que no puntúan y de los que se pueden comer las cantidades que se quiera, en cambio, otros alimentos con altos contenidos grasos como la pizza, el chorizo o los donuts tienen más puntos y deben comerse con moderación. Puede tomar de todo sin sentirse culpable.
Sobre la dieta
Seguimiento de la dieta
Ahorrar puntos
Ejemplos de Puntos
Puntuación de alimentos
Ejemplo de una dieta de puntos
Aspectos a favor y en contra de esta dieta

Volver a Dietas