Dieta natural

Esta dieta pretende ser un ejemplo de una buena dieta de adelgazamiento y cualquier persona sin problemas de salud puede seguirla.
Pero queremos advertirles que si desea perder más de 2 a 5 kilos de peso, debe hacerlo siempre bajo el control de su medico de familia. ¡Háganos caso, por favor!
Quien padezca alguna enfermedad debe ajustar la dieta a su problema de salud, por ejemplo, los hipertensos deben comer sin sal.
La dieta que les ofrecemos se puede convertir en una dieta equilibrada, es decir, conveniente para toda la familia, e incluso para embarazadas, si le añadimos a los menús de cada día, alimentos que aportan hidratos de carbono complejos como son: las legumbres, las patatas, el pan, los cereales. Piensen que muchas dietas de adelgazamiento son responsables de un sinfín de problemas, que van desde provocar sequedad de piel, caída de cabello, sensación de cansancio y falta de vitalidad, hasta el mal humor que se apodera de toda nuestra personalidad.
Para evitar todo esto y porque les queremos bien, lean atentamente las siguientes recomendaciones para evitar estos problemas:

Requisitos para una buena dieta de adelgazamiento

1.- No se pueden suprimir los aceites, cada día se tomará como mínimo 1 cucharada sopera de aceite. La carencia de ácidos grasos fundamentales, que aportan los buenos aceites vegetales, provoca y acelera el proceso de envejecimiento. El mejor aceite es el aceite de oliva.
2.- El consumo de minerales y vitaminas debe ser muy elevado, para ello se debe tomar a diario gran abundancia de verduras, y cada día una ración de alimento crudo en forma de ensaladas o frutas.
3.- La dieta debe tener un alto contenido de calcio, para ello el ideal es consumir a diario yogur y queso, que puede ser desnatado.
4.- Se debe suprimir el azúcar como edulcorante, puede endulzar con sacarina o con aspartamo.
5.- Hay que beber a diario un litro y medio de agua. Les recomendamos que lo hagan en forma de infusiones o caldo vegetales, por ejemplo, empezando el día bebiendo un vaso de un depurativo, diurético y mineralizante “Caldo con limón”, cocinado de la siguiente manera.
Ingredientes del caldo: 1 cebolla, 50 gr de apio y 4 ramas de perejil. Preparación: Hervir la cebolla, el apio y el perejil en 1 litro de agua sin sal durante unos 20 minutos. Guardar este caldo en la nevera y cada día tomar un vaso del mismo al que añadiremos el zumo de medio limón recién exprimido.
A continuación le ofrecemos siete menús variados, para que le sirvan como ejemplo de las múltiples posibilidades que tienen para hacer unas comidas agradables y bajas en calorías.
Por ello detallamos el primer menú con unas cantidades orientativas de alimentos. Porque uno de los grandes problemas que se presentan al seguir una dieta es que resulta muy incómodo pesar siempre la ración de alimentos, por esta razón, los otros seis menús están detallados sin cantidades.
Coma unas raciones normales, no pase gana y se puede ahorrar el pesar cada día los alimentos.

Ir al menú de la dieta natural