Dieta Figurama

La red de clínicas que con el nombre de Figurama fue muy popular en España, hoy ya no funciona.

Su tipo de dieta sigue vigente, aunque con otros nombres o asociada a otras marcas.

Esta dieta se basa, en principio, en los sistemas de eliminar en buena parte los hidratos de carbono, potenciando el consumo de proteínas y/o grasas. En las primeras semanas de dieta, período que ellos llaman de «dieta libre», el sistema de comidas recuerda mucho al del Dr. Atkins.

Se puede desayunar, por ejemplo, un café y una loncha de jamón serrano. Para comer, nada impide tomar una lata de sardinas en aceite y un buen solomillo frito.

Para la cena, el pescado frito, a la plancha o cocido, con mayonesa casera. Nada de hidratos. La ventaja que ofrece es que se pueden comer al día varias rebanadas de un pan fabricado especialmente, fermentado con aire caliente y muy bajo en hidratos de carbono. El pan da la sensación de que no se está a dieta. Poco a poco, con la visita semanal al médico y su control, se va cambiando esa dieta por otra más variada.

Desde luego, cientos de miles de casos testimonian su efectividad. Por un lado, la visita obligatoria y semanal al médico que te controla permite una vigilancia y un estímulo. Se hace terapia psicológica.Y por otro, establece la necesidad de un análisis mensual para revisar permanentemente las constantes y, especialmente, el colesterol y el ácido úrico.

Muchas de las críticas recibidas a este sistema no eran de tipo científico sino económico. La visita obligatoria, el análisis, el pan, todo estaba bajo su control directo. También se denunció algún caso de efectos indeseados, pero como se dijo en su momento, entre cientos de miles de casos, siempre pueden darse algunos problemas.

En definitiva, es un tipo de dieta efectivo si se hace bien y NO SE PROLONGA en el tiempo. Podría considerarse dieta de choque. Mantener la llamada «dieta libre» durante más de un mes es hacer, con otro nombre, una dieta parecida a la de Atkins.

Artículos relacionados