Venecia

vuelos baratos a venecia

Venecia

Venecia resplandece en medio de una enorme laguna al noroeste del Adriático. Construida sobre pilares de madera enterrados en una serie de llanos de barro e islotes, parece flotar en el agua. Sus realidades, que surgen entre una neblina de invierno o centelleando bajo la luz del sol, son más hermosas que sus mitos y leyendas.
El Gran Canal, en el corazón de Venecia, se desliza en una majestuosa forma de S por su centro. A cada lado, la raída grandeza de más de 300 palacios da testimonio de los mil años de mezcla entre Europa y Bizancio que es Venecia. Su elegancia colectiva y su riqueza de detalles son un poderoso recordatorio de la prosperidad y confianza de Venecia en su momento de mayor esplendor, culminando en el palacio del Dogo y la plaza San Marco (Piazza San Marco).
El palacio domina Venecia en todas direcciones, como corresponde a la casa ducal y sede del gobierno durante 700 años. Un viaje en vaporetto (autobús acuático) desde San Marco hasta Piazzale Roma y el viaje de regreso son una introducción ideal a la ciudad.
Reserva el viaje en góndola para explorar alguno de los 177 canales atravesados por 450 puentes que unen los seis distritos de Venecia, o piérdete por las estrechas callejuelas alejadas de las tiendas y los hoteles, en las que el único ruido que oirás será el agua golpeando contra las paredes y la ropa tendida movida por el viento sobre tu cabeza.
Durante dos semanas antes de Cuaresma, en el carnaval, la ciudad es un remolino de decadencia enmascarada y glamourosa, pero si eso no te atrae, la espectacular basílica de San Marco, el palacio del Dogo, los artesanos del cristal en Murano y los preciosos edificios son motivos más que suficientes para mantenerte ocupado.
Para aquellos que sean aficionados al arte, las mejores galerías están en la Accademia, la Gallería Giorgio Franchetti en el Gótico Cal d’Oro y la colección Peggy Guggenheim.

Volver a Lugares