Sobre la actitud sincera

Una actitud sincera ante la vida nos pone en contacto con los verdaderos sentimientos y pensamientos que envuelven una determinada situación. La liberación de toda y cualquier hipocresía o fingimiento despierta la mente y el corazón para que sean más felices y constructivos. Para llegar a la solución ideal de una situación desafiante, es muy importante que seamos receptivos a la verdad y al uso correcto de la palabra. La actitud sincera fluye naturalmente cuando estamos dispuestos a reconocer y liberar preconceptos y disolver creencias. La honestidad y la sinceridad son sinónimos por traernos la paz interior que surge cuando estamos sintonizados con el Alma.
Sugerencias prácticas para tener una actitud sincera
• Hazte consciente de las cosas que más te llevan a reaccionar negativamente. Esas cosas son una fuente reveladora de aspectos sombríos que no aceptas de ti misma.
• Sinceridad no significa que todas las cosas deben ser dichas. La sinceridad genuina revela amorosamente la verdad sobre nosotras mismas y sobre los demás en el momento y el lugar correctos.
• Busca maneras de perfeccionar tu discurso. Di palabras que estimulen y revelen la esencia en cada Ser.
• Todas las veces que te mires al espejo, haz una apreciación sincera de ti misma. Siente la fuerza interior que emerge cuando somos sinceros.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes