Sobre la actitud sensata

Cuando nos apoyamos en el sentido común y verificamos la necesidad de actuar según los principios básicos de las leyes naturales del plano físico, estamos tomando una actitud sensata. Con esto, descubrimos que es muy importante reconocer los principios universales que rigen los procesos de crecimiento y evolución, admitiendo que tenemos lecciones que aprender con cada situación en que nos encontramos. El ego puede ser muy insensato, principalmente cuando perdemos la noción de límites y olvidamos que el despertar humano es gradual. Ser sensato es saber ir paso a paso, lidiando con las cosas que inmediatamente se presentan y acogiendo con la mente abierta lo que surge en el momento presente.
Sugerencias prácticas para tener una actitud sensata
• Cultiva tu fuerza interior y la calma exterior. Frente a situaciones complicadas, ten paciencia y sé bondadosa contigo mismo y con los otros.
• Busca la verdad de un modo abierto y sin rigidez, y todos los secretos del Universo te serán revelados.
• Reconoce la experiencia de los más experimentados. Hay momentos en que es sensato pedir orientación a alguien más sabio.
• No dejes para después el reconocimiento de algún error cometido anteriormente. Más vale un reconocimiento en el momento correcto que un castigo retardado.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes