Sobre la actitud pura

Toda acción realizada con un sentimiento de entereza en el corazón es orgánicamente pura. Para tomar una actitud pura es necesario notar que sólo cuando elegimos ir más allá del conflicto, del miedo y de la ilusión, estamos diciéndole sí a un proceso de purificación íntima y descontaminando el medio ambiente de nuestras conciencias. Somos esencialmente puros siempre que nuestros pensamientos, emociones y actos estén en sintonía con la visión mayor de nuestra Alma.
Sugerencias prácticas para tener una actitud pura
• Comienza cada día como si estuvieses delante de todo por primera vez. Permítete renovaciones, renacimientos, inspirándote en un contacto más consciente con la Naturaleza.
• Los pensamientos negativos contaminan el cuerpo y el medio ambiente muy rápidamente. Observa cómo anda tu pensar.
• Haz cualquier cosa que te permita sentirte puro. (Por ejemplo: Tomar bastante agua pura, un baño especial, oír una obra musical, hacer un momento de silencio y entrega a tu Esencia Interna, decir una oración…)
• Visualiza todo tu Ser envuelto en la más sublime luz del Alma y siente la fuerza purificadera que emana de allí.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes