Sobre la actitud organizada

Hay muchas maneras de ordenar nuestra vida, y la actitud organizada nos lleva a descubrir el orden singular de cada ser, evento o circunstancia. Las cosas fluyen mejor y más orgánicamente cuando las ordenamos según principios de flexibilidad, reconocimiento de prioridades y uso sabio del tiempo.
La actitud organizada nos lleva a descubrir el orden, el ritmo y el ritual orgánicos en todo lo que realizamos, conscientes de nuestra integración e interdependencia con el medio en que vivimos.
Sugerencias prácticas para tener una actitud organizada
• Administra mejor tu tiempo. Reconoce a cada momento las prioridades de tu vida.
• Planea siempre tus actividades en la agenda. Trata de seguir el plan orgánicamente. Orden y flexibilidad se combinan muy bien.
• Evalúa los rituales diarios de tu vida. Date cuenta de la calidad de atención que has dedicado a cada uno de ellos. (Por ejemplo: bañarte, cepillarte los dientes, conducir el automóvil, comer, etcétera, etcétera.)
• Nota las diferentes maneras de organizar las cosas. Siente a las personas, a los eventos a partir del orden interno que cada uno representa en el universo multifacético en que vivimos.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes