Sobre la actitud decidida

La actitud decidida nos invita a abandonar la condición pasiva de quedarse sólo “deseando”, dándonos un impulso para la acción. El deseo puede ser pasivo y nos separa de lo que queremos crear. La voluntad es lo que nos impulsa a actuar y a escoger una única alternativa, dejando momentáneamente de lado todas las otras. De ese modo, posibilitamos que la energía vuelva a fluir. Ensayar conscientemente un acto de voluntad es dar expresión a la capacidad de autodeterminación que llevamos en el Alma. Tal vez éste sea un momento para dejar de ser pasiva y tomar una decisión importante.
Sugerencias prácticas para tener una actitud decidida
Querer es poder Tal vez estás tratando de detener un hábito que ya no te hace bien.
• Usa tu fuerza de voluntad para hacer afirmaciones positivas y constructivas para tu vida.
• Sé activa; reacciones negativas y automáticas drenan tu vitalidad.
• Regala a tu “niña interna” algo que le guste mucho.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes