Sobre la actitud conectada

Como el aire que respiramos, la actitud conectada vitaliza y revela la interdependencia entre nosotros y el mundo vivo y pulsante que nos rodea. Cuando estamos conectados, nuestra atención siempre está vuelta hacia lo que es de mayor importancia en el momento presente, y no desperdiciamos energías con distracciones innecesarias. La conexión con la cualidad esencial de cada persona o ser de la Naturaleza crea un eslabón vibrante y significativo y la comunicación se establece sin esfuerzo. Conectarse con el Alma en el silencio del corazón es abrir camino a la más pura intuición.
Sugerencias prácticas para tener una actitud conectada
• Haz ejercicios regulares para entrenar la atención. Comienza organizando mejor tu vida en los mínimos detalles.
• Desarrolla un compañerismo consciente con tu subconsciente, nutriéndolo con pensamientos y afirmaciones positivas.
• Aprende de tus errores. Esto puede fortalecer tu conexión con el Alma y desarrollar tu atención.
• Calma tus emociones desarrollando el hábito de caminar. Las emociones descontroladas son una gran traba para la conexión con el Alma.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes

 

Opina

*

Mapa del sitio