Sobre la actitud apasionada

La actitud apasionada desarrolla la capacidad transformadora de sentir y vivir las situaciones con profundidad y conciencia. Estamos naturalmente imbuidos de devoción amorosa y de una convicción ardiente de que nuestra Alma nos está incentivando a seguir adelante sin miedo, porque es más importante extender los brazos a los otros que quedar centrados en nosotros mismos. En la actitud apasionada, una llama se enciende, ilumina el camino que debemos seguir y nos da energía para vivir la orientación interna. La actitud apasionada abre el camino para la verdadera entrega.
Sugerencias prácticas para tener una actitud apasionada
• Entrégate con ardor a una tarea que hace mucho tiempo te gustaría realizar.
• Trata de ocuparte con actividades que te aproximen a las personas. Trata de estar en contacto con gente, con la Naturaleza.
• Practica la entrega: libérate de tus apegos, comenzando por los menores. Todo lo que soltamos vuelve a nuestras manos en otro estado de conciencia.
• No temas la intimidad, la proximidad. La actitud apasionada atrae los mejores espejos, en los cuales nuestra verdadera imagen se puede reflejar.

Volver a Nosotras y nuestras actitudes

 

Opina

*

Mapa del sitio