Signos del zodíaco y rupturas amorosas

Frente al gran desafío que plantea una relación afectiva profunda, cada signo tiene su forma natural de sentir. Cuando ese vínculo termina, también mostrarán diferentes capacidades a la hora de superar la ruptura.
La Astrología encierra misterios sobre la capacidad que tienen las personas para resolver sus conflictos, con sus fortalezas y debilidades, frente a hechos complicados, traumáticos, como lo son las grandes decepciones amorosas, que a la larga debemos afrontar, de una u otra manera, para salir adelante en la vida. Así como los doce signos del Zodíaco tienen sus características especiales, algunas personas son más fuertes y otras menos; eso determina la capacidad para asumir el dolor y aceptar una ruptura. El tema que nos ocupa es saber cómo toleramos las frustraciones y con qué energías astrales contamos para superar crisis afectivas y aceptar el dolor. Te decimos qué capacidades especiales tiene a su favor y cómo puede utilizarlas a la hora de enfrentar y superar una ruptura amorosa.

ARIES

Para Aries el amor es una necesidad vital, que da por supuesta. A nivel consciente, Aries considera que el amor es sinónimo de su existencia misma. Por lo tanto, espera instintivamente y acepta gozosamente la devoción de la entrega, aunque no sabe muy bien cómo retribuirla. De ahí que, exija constantemente amor, porque, sin amor, se siente morir.
Esa forma de sentir los afectos hace que, cuando los abandonan, padezcan una muerte simbólica. Sienten un terror inexplicable, que sólo pueden superar si se sosiegan y se esfuerzan en tratar de controlarlo. Pueden sufrir una depresión y fuertes bajones anímicos. Les costará mucho superar una ruptura y empezar de nuevo.

TAURO

Para Tauro, tan dogmático y sensual, el alma y el cuerpo van de la mano. Ellos sienten el amor a un nivel físico, como una fuerza que se ofrece y se recibe sin que medie análisis alguno. Su sensibilidad es parecida a la del niño, que goza del placer del amor, disfrutando de él de un modo directo y simple. Y, así como lo recibe, lo da, se entrega con sus cinco sentidos.
Su mayor debilidad es que no está dispuesto a deshacerse de ese afecto ni a aceptar la pérdida de un ser querido, un abandono o un cambio radical en su vida afectiva. Necesitará mucho más tiempo que otros signos para hacer su duelo. Lentos, sensibles y muy profundos, les implicará realizar un balance profundo de su existencia, pero conseguirán salir adelante. Eviten ser dominados por el rencor, porque resulta muy negativo. Nada ganarán con él.

GÉMINIS

Géminis, como buen signo de Aire, siente el amor de un modo más mental y activo. Busca más la emoción y el dinamismo que la pasión, por lo que no suele quedarse atrapado en las “maravillosas sensaciones” que el afecto le ofrece.
Sienten un rechazo instintivo por todo lo que tienda a atraparlos, a retenerlos, a impedir que su naturaleza móvil tenga lugar. No quedará fijo en una experiencia; si ésta no lo satisface, buscará otra que sí lo haga. Su instinto es alejarse del conflicto y, sobre todo, del intento de ser controlado.
Así, si el amor se convierte en un impedimento para el goce de su libertad, romperán esa relación. Son capaces de afrontar decepciones, perder la seguridad afectiva que un vínculo les ofrece y salir al mundo a buscar otras emociones que llenen su vida.

Sigue leyendo >>>