Relájate con shiatzu facial

Algunos meridianos de acupuntura empiezan o terminan en la cara. El masaje shiatsu, fácil de aplicar, ayuda a equilibrarlos presionando sobre puntos que favorecen la salud y relajan el sistema nervioso.

shiatzu facialEl shiatsu es un masaje japonés que tiene sus raíces en la medicina tradicional china y entiende a la persona como un todo organizado, sin separar el cuerpo de la mente. Ayuda a regenerarse y a recuperar la salud física, emocional, mental y espiritual. Se suele aplicar en todo el cuerpo, pero si se tiene en cuenta la interconexión que existe entre las distintas partes del organismo puede realizarse solo en una de ellas. Una de las partes que más influyen en el resto del cuerpo es la cara.
El refrán «la cara es el espejo del alma» apunta a que las vivencias interiores se reflejan en la cara. El shiatsu entiende este reflejo en una doble dirección: de la misma manera que se expresan los estados anímicos o físicos en el rostro, se puede influir en ellos con un masaje facial que liberará la expresión. Cuanto
más fácilmente se puedan percibir y expresar esos estados, más fácil resultará vivirlos plena y dichosamente.
Un masaje facial de shiatsu proporciona a la cara flexibilidad y tono para expresarse. Además mejora la percepción, pues actúa sobre los cinco órganos de los sentidos que se encuentran en ella y, al tener en cuenta las relaciones entre la cara y el resto del cuerpo, permite aliviar y tratar ciertas dolencias, rebajar el estrés, activar los procesos de sanación del propio cuerpo, ganar claridad mental, mejorar el estado de ánimo y optimizar la relación con uno mismo y con el entorno.
El shiatsu suele aplicarlo un terapeuta, aunque en ciertas partes del cuerpo también puede aplicárselo uno mismo. La cara es una de las más accesibles, lo que facilita el automasaje. No necesita de grandes presiones -todo lo contrario- y un solo masaje, aunque sea de corta duración, puede resultar muy efectivo. Puede ayudar, por ejemplo, a despejarse si uno se siente abrumado.
El shiatsu es una terapia corporal energética basada en la filosofía china de la salud. Shi significa «dedo», y atsu «presión». Comprende la vida como un movimiento de la energía vital o chi entre dos fases cambiantes, inseparables y cíclicas, que tiene como máximo exponente el día y la noche, lo que los chinos llaman yang y yin. El yang se asocia al movimiento y a la transformación, y produce energía; mientras que yin se asocia a la materia y a la gestación. Yang y yin ordenan lo que transcurre entre el cielo y la tierra.
Estas fases cambiantes se manifiestan en una red de caminos energéticos que surcan el cuerpo llamados meridianos, en los que se puede influir a través de unos puntos de entrada situados en ellos: los puntos de acupuntura y acupresura. Su centro está en el abdomen (hará en japonés) y se ramifica por las extremidades y la cara. En ellas comienzan y terminan los meridianos.

 

Opina

*

Mapa del sitio