Raciones pequeñas ayudan a bajar de peso

dietasUna de las causas por las que se aumenta de peso o no se adelgaza cuando se está haciendo una dieta es el tamaño de las raciones. Por ejemplo, un plato de comida en un restaurante es en promedio 4 a 6 más grande que las raciones recomendadas. Con el paso de los años, las raciones se fueron agrandado: las gaseosas pasaron de una pequeña botellita de 192cc a otra de 600cc, los Fast food proponen “agrandar el combo” y el paquete de palomitas de maíz del cine es cada vez más grande. Una fórmula simple para poder bajar de peso es que cuanto menor es el tamaño de las raciones, más calorías se logran reducir. Por eso, la solución no está en vivir a base de manzanas y sopas, sino en consumir raciones más pequeñas de las comidas con más calorías y raciones más grandes de los alimentos con pocas calorías. Los alimentos que son muy ricos en calorías vienen en raciones muy pequeñas. Por ejemplo, 40 gramos de una torta de queso contiene 130 calorías. Por otro lado, 40 gramos de lechuga o espinaca apenas contiene 10 calorías y llenan una ensaladera. Existen algunos trucos realmente simples para que la reducción de las raciones no sea algo doloroso y que se puedan reducir también las calorías. Veamos algunos:
• Comenzar una comida con una gran ensalada o un plato de sopa hace que una persona se llene con una comida baja en calorías y no con alimentos ricos en grasas y carbohidratos.
• Utilizar platos más chicos para ayudar a regular las raciones. Poner en la mesa grandes ensaladeras y platos de postre. También es útil servir los platos en la cocina en vez de llevar la fuente a la mesa. Así, es más sencillo medir la cantidad que se sirve y se ingiere.
• En los restaurantes, tratar compartir los platos o comer la mitad de lo que está en el plato.
• Las raciones pequeñas permiten disfrutar de una gran variedad de comidas más seguido. Si se consumen menos calorías, hay más probabilidades de tener “un permitido” de vez en cuanto.
• No poner en la mesa más que la ración que hay que comer: si son dos rodajas de pan lactal en el desayuno, no hay que dejar a mano todo el paquete.
• Nunca repetir el plato.
• En lo posible, no pedir entrada en los restaurantes aperitivos o seleccionar una muy buena en vez del plato principal.
• Preferir una deliciosa ración de fruta en lugar de un postre.
• Opta por el agua o las gaseosas light o dietéticas.