¿Puedo tomar alcohol?

En el programa para el control del peso, puede beber alcohol de forma moderada y controlada, ya que su páncreas debería haber recuperado su equilibrio natural, secretando la cantidad correcta de insulina para controlar los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

La regla de oro sobre el consumo de alcohol mientras se está siguiendo la dieta consiste en comer un aperitivo de proteínas-grasas, como el queso, antes de beber algo.

¿Cuánto vino y champaña puedo beber?

Con el programa para el control del peso puede beber hasta cuatro vasos de 10 el de vino o champaña (¡pero no todos de una vez!) sin desestabilizar su metabolismo. Si el IG de su comida no ha sido superior a 50, siéntase con total libertad de darse el capricho de beber un par de vasos. Como en el caso del programa para la pérdida rápida de peso, nunca beba alcohol con el estómago vacío y escoja siempre vino tinto, vino blanco seco o champaña de buena calidad.

¿Qué pasa con la cerveza?

Mientras siga el programa para el control del peso, puede beber 33 el de cerveza con cada comida principal (es decir: la comida y la cena) sin ganar peso. Sin embargo, recuerde que la cerveza es rica en azúcares y que se convierte fácilmente en reservas de grasa. Al igual que con el programa para la pérdida rápida de peso, debe abstenerse de beber cerveza entre las comidas. Si realmente no puede resistirse, encare la situación como lo haría con cualquier otra desviación: es decir, beba un par de jarras de la mejor cerveza, ¡pero nunca con el estómago vacío!

¿Puedo tomar aperitivos alcohólicos?

Sí, siempre que se dé estos caprichos con moderación y coma antes un tentempié de proteínas-grasas. Escoja un buen vino tinto o un champaña en lugar de una bebida de mayor graduación, como el vodka. Los efectos serán menos acusados, ya que el alcohol que contiene un vaso de licor equivale aproximadamente al que contienen tres o cuatro vasos de vino tinto o champaña. Si debe tomar un licor aperitivo, bébalo tal cual (o mezclado con agua) y limítese a tomar uno.

¿Son aceptables las bebidas después de las comidas?

Si ha tomado con su comida un vaso pequeño de 10 el de vino, una pequeña cantidad de coñac o de jerez tomado al final no tendrá ningún efecto catastrófico. No obstante, si toma una buena copa de coñac, prefiero que no me haga responsable de los resultados, especialmente si también ha tomado cuatro o cinco vasos de vino a lo largo de su comida. Recuerde que una copa generosa de cualquier aguardiente equivale a tres o cuatro vasos de vino.

Volver a Dieta Montignac