Mitos sobre las grasas

Es un error creer que las grasas son las únicas culpables de que engordes. Son necesarias, pero debes saber cuáles te convienen.

La preocupación por no engordar ha convertido a las grasas en el nutriente con peor fama, pero son necesarias y no conviene eliminarlas. Descubre los falsos mitos que las rodean.
Se puede tomar tanto aceite crudo como se quiera
Aporta las mismas calorías en crudo que cocinado (900 kcal por 100 ce), pero con las altas temperaturas puede alterarse y ser perjudicial. Si estás a dieta toma solo 2 cucharadas soperas al día.

La dieta mas sana es la que menos grasa contiene

En absoluto. Sin ellas, algunas hormonas no podrían realizar su función y habría una deficiencia de vitaminas. Deben suponer un 30% de las calorías diarias. Eso sí, un 2025% tienen que ser poliinsaturadas (aceite de oliva o pescado azul). Solo hay que limitarlas en caso de obesidad o diabetes.

Las grasas vegetales son inofensivas

Las de origen animal elevan el colesterol, por eso se recomiendan las vegetales. Sin embargo, lgunas como las de palma o de coco llevan ácidos grasos que son también perjudiciales. Se encuentran en los helados o bollería industrial, por lo que hay limitarlos.

La margarina es más saludable que la mantequilla

En principio las margarinas se elaboran con aceites vegetales y/o animales como el de pescado que, a diferencia de la mantequilla, carecen de grasas saturadas. Pero en su proceso de elaboración y para evitar que se enrancien se someten a un proceso industrial de hidrogenación que las convierten en grasas “trans”, tan perjudiciales como las saturadas de la mantequilla. Algunas marcas ya elaboran margarinas sin grasas hidrogenadas.

Los quesos frescos son ideales para perder peso

Es un error pensar que no engordan porque todos los quesos llevan grasa. Los curados contienen menos agua y, por tanto, más grasa. Pero algunos frescos como la mozzarella también son calóricos. El requesón es el que menos engorda.

El chocolate negro tiene menos grasa que con leche

Es cierto que no presenta las grasas de la leche, pero, al llevar más cacao, puede contener hasta un 30% de lípidos. Por lo tanto, las calorías son similares, aunque es más sano el negro por los antioxidantes que aporta.

Los alimentos “light” no engordan

Hay que tener en cuenta que un alimento que se vende con la denominación “light” no significa que no tenga calorías. Se trata de productos a los que, en general, se les ha reducido el contenido de grasas o de azúcares respecto a sus homólogos convencionales. Eso significa que aportan una cantidad menor de calorías, pero no implica que se eliminen del todo. Por ejemplo, puedes encontrar galletas “light” que llevan hasta 400 kcal por cada 100 gramos. Así que, cuando veas esta etiqueta, no pienses que puedes consumirlos de forma ilimitada.

 

Opina

*

Mapa del sitio