Los signos y sus debilidades

En temas afectivos, cada signo tiene sus debilidades. Sacar lo mejor de sí mismo de modo constructivo es la forma de prevenirse de la dependencia en sus vínculos.
Los signos del Zodíaco muestran diferentes formas del comportamiento humano, de acuerdo a la presencia del Sol o Signo natal, que determinará características muy claras, mucho más, cuando hablamos de amor. Hay personas a las que les cuesta ser libres e independientes. Pueden, sin embargo, ser afectivas; más emocionales, sensibles y menos cerebrales.
Otros, más autónomos, quizá sean más racionales y menos atados a los sentimientos. Pero, en asuntos de amor, todos les tenemos miedo a las mismas cosas, sobre todo, al ser abandonados, no ser queridos, a perder al ser amado. Te contamos cómo somos signo a signo en nuestras relaciones y qué podemos hacer para liberarnos de nuestros propios fantasmas.

ARIES

Signo pasional, impulsivo y emprendedor. Llevan ventaja, porque son muy fuertes en el terreno físico, mental y espiritual, ya que creen en sí mismos. Sin embargo, son también temerosos y se plantean la vida de pareja como una gran desafío. Les molesta perder su independencia, pero no pueden vivir sin amor. Es esta necesidad la que puede volverlos obsesivos, querrán tenerlo todo bajo control. En este caso, intentan manipular al ser amado, se tornan invasivos y poco conciliadores con las necesidades del otro.
Aprender a compartir, dejarse querer, estar menos en guardia. Ser capaces de aceptar las reglas del juego que propone la pareja y darse cuenta que la relación es un movimiento constante de ida y vuelta. Deben calmarse, dejar de pelear, aceptar los límites de la realidad y disfrutar más.

TAURO

Signo afectivo y calmo, de sentimientos profundos, son muy sensuales. Necesitan del juego del amor. Amantes de los placeres, gozan del cuerpo, el arte y la belleza en todas sus formas, son posesivos pero leales.
Te darán todo lo que son, pero te pedirán lo mismo a cambio. No saben irse, dejar atrás, alejarse, cambiar. Los obsesiona el temor a la pérdida, por lo que, muchas veces, hacen de las relaciones un vínculo asfixiante y dependiente.
Tienen que aprender a no confundir el amor con la posesión y a superar el miedo al cambio. Una forma de conseguirlo es darse cuenta de que la transformación los beneficia. Han de dejar ir a la persona que aman. También, a confiar y a disfrutar de estar solos.

GÉMINIS

Signo racional, inteligente y curioso. Les encanta relacionarse, son comunicativos y divertidos, pero le huyen a los compromisos. Al estar con alguien, buscan satisfacción intelectual y aprender, así como que respeten su independencia.
Tienden a ser obsesivos mentalmente, a darle muchas vueltas a las cosas, en parte, debido a su insaciable curiosidad; lo que los vuelve inestables y disconformes.
Han de aprender a sentir sin querer poner siempre palabras a lo que sienten, a compartir más y a disfrutar del placer físico de una manera relajada. Así también, deben procurar no ser tan críticos con ellos mismos y con los demás. Para ello, tienen que darse cuenta de que esas características les sirven en el terreno intelectual, pero no, en el de los sentimientos.

Sigue leyendo >>>