La naranja, fuente de salud

naranjaLa naranja protege y aumenta tus defensas, así que en esta época se hace casi indispensable tomarla en zumo o “al natural”.
Procedente de la antigua China, esta es una de las frutas que los consumidores más relacionan con la buena salud. Una pieza contiene las cantidades diarias recomendadas de vitamina C y mucha fibra, ideal para luchar contra el estreñimiento. Además, su contenido en calcio es una ayuda extra para cuidar los huesos. También es muy baja en calorías, combate el colesterol, es saciante y favorece la eliminación de toxinas. Puedes tomarla de postre, entre horas, en ensalada e incluso en guisos.

Sanas vitaminas

Refuerza tus defensas: Su alto contenido en vitamina C fortalece el sistema inmunitario.
Actúa contra el cáncer: Según un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, las vitaminas y minerales de un zumo de naranja reducen el riesgo de sufrir cáncer de estómago.

Sácale partido

Escoge las piezas de mayor peso ya que son las más jugosas y desecha las blandas. Ten en cuenta que las destinadas a “zumo” suelen ser más pequeñas que las “de mesa”. Si las quieres conservar unos días, guárdalas en la nevera, pero sácalas un rato antes de tomarlas para disfrutar de todo su sabor y jugo. Cuando hagas un zumo, procura beberlo recién exprimido, ya que así conservará todos sus minerales y vitaminas.