La flora vaginal se altera por nervios y estrés

¿Por qué es tan importante cuidar la flora vaginal?
Es esencial para mantener la salud íntima. Piensa que la flora vaginal es una especie de barrera formada por bacterias buenas que impiden el paso de otros patógenos a la zona y que podrían causar infecciones. Además, algunas de estas bacterias buenas (los lactobacillus) producen ácido láctico, sustancia que mantiene el pH de la vagina en óptimas condiciones. Por ello, si por alguna razón esta barrera desaparece, la zona íntima queda debilitada y hay más riesgo de infecciones y molestias vaginales.
¿El estrés mantenido puede afectar a esta flora?
Así es. Los patógenos infecciosos siempre intentan ganarle el terreno a las bacterias buenas pero tu sistema de defensas los ataca para debilitarlos o eliminarlos e impedir estas invasiones. Lo que ocurre cuando pasas un periodo de estrés, según se ha demostrado, es que este sistema de defensas pierde eficacia. Por ello, los patógenos pueden actuar más.
¿Y porqué los antibióticos le afectan tan negativamente?
Porque su objetivo es eliminar gérmenes… y no diferencian entre buenos y malos. En la vagina hay un equilibrio entre bacterias y hongos (de los que hay poca cantidad). Un antibiótico ataca a las bacterias y rompe el equilibrio, con lo que los hongos proliferan y es cuando se produce una infección, o candidiasis.
¿Qué síntomas indican que hay una alteración?
Las principales señales son los picores vaginales o vul-vares y un flujo grumoso blanquecino y que suele responder a la presencia de infecciones vulvo vaginales o de orina (en este caso provoca necesidad urgente de miccionar y dolor al orinar)… Si padeces alguno de estos síntomas acude al ginecólogo para que pueda identificar su origen.
¿La subida de temperaturas aumenta el riesgo de que la flora vaginal sufra?
Sí, hay que tener más cuidado. El calor hace que el cuerpo genere sudor para regular la temperatura y eso también ocurre en la zona íntima. Esta mayor presencia de humedad puede hacer que, efectivamente, la flora vaginal se altere con más facilidad.
¿Qué puedo hacer si suelo padecer estas infecciones?
Aveces medidas tan simples como evitar la humedad vaginal, no usar protectores a diario, utilizar braguitas de algodón en vez de lycra, evitar el uso de ropa ajustada y de tangas o no automedicarse con antibióticos evitan que se repitan estas infecciones. Pero lo más aconsejable es que acudas al ginecólogo para que te prescriba el tratamiento más adecuado.
¿Extremar la higiene durante esta época evita el riesgo?
La higiene es importante siempre pero ten en cuenta que si el jabón que usas es demasiado agresivo también puede acabar afectando a la flora bacteriana.

Volver a Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *