Fósforo

adelgazarJunto al calcio, no puede faltar en tu dieta diaria para mantener los huesos en buen estado. Además, es excelente para nutrir el cerebro, mejorando nuestra memoria.

Lo necesitamos en grandes cantidades porque cumple un rol fundamental en nuestro organismo: darle solidez y densidad a los huesos. Pero no trabaja solo, sino que tiene un fiel compañero: el calcio. Juntos, mantienen al esqueleto fuerte y sano. Ambos previenen, entre otras enfermedades, la osteoporosis (afección caracterizada por la disminución progresiva de la masa ósea).

Sus características
Es uno de los elementos cardinales del organismo humano y representa en promedio un centesimo del peso corporal, distribuido de la siguiente manera: un 85 por ciento en los huesos, un 10 por ciento en los músculos, un 1 por ciento en el cerebro y el resto en la sangre y en los demás tejidos. Junto con el sodio, cloro, potasio, calcio y magnesio es considerado macro nutriente por ser necesario para el cuerpo en cantidades relativamente grandes.

Principales funciones
* Es un constituyente esencial de huesos y dientes (el esqueleto de un adulto normal contiene entre 600 y 900 g de fosforo).
* Favorece la conservación y reparación de células.
* Es un componente esencial de las moléculas ATP.
* Interviene en el proceso de conservación de los ríñones y en la conducción nerviosa.

¿Cúanto necesitamos?
Se recomienda tomar, tanto fósforo como calcio, un equilibrio en tomo a los 800 mg. diarios. Las necesidades de fósforo aumentan en 400 mg. diarios adicionales durante el embarazo y la lactancia, que se cubren perfectamente con una alimentación equilibrada. Estos 1200 mg. diarios también se recomiendan para los adolescentes de ambos sexos por estar en la etapa de crecimiento.

Sobre su deficiencia
La deficiencia dietética de fósforo en un fenómeno muy poco habitual en el hombre. Salvo circunstancias excepcionales -trastornos renales o mala absorción- no suelen existir carencias en este mineral gracias a que se encuentra en la mayoría de los alimentos.

Fuentes alimenticias
Las principales fuentes alimenticias son los grupos de alimentos proteí-nicos de la carne y la leche. Un plan de comidas con adecuadas cantidades de calcio y proteína también suministra una cantidad suficiente de fósforo.