Flandes

Situada en el norte de Bélgica, la región de Flandes es un destino único en el centro de Europa. Dejarse seducir por esta región supone ganar la apuesta de los sentidos porque a Flandes no sólo se viaja, allí se vive y se recuerda.

belgica

Vista de los muelles de Graslei y Korenlei, en ite, con sus mansiones góticas y renacentistas.

Flandes seduce con su arte, conquista con su arquitectura, atrapa con su originalidad y se evoca por su aroma a chocolate.
Es un destino cercano y lleno de belleza que todo el mundo puede permitirse. Amberes, Bruselas, Brujas, Gante, Lovaina y Malinas, las principales localidades flamencas, ofrecen un abanico de experiencias singulares a la vez que aseguran una de las mejores relaciones calidad/precio que se pueden encontrar en Europa.
Hay muchas razones para realizar una escapada a Flandes. Estas son algunas de ellas:

Su proximidad

Numerosas compañías enlazan los principales aeropuertos españoles con Bruselas, incluidas algunas low cost. El vuelo es de corta duración y una vez allí resulta sencillo recorrer en tren los 50 kilómetros de media que separan las principales ciudades para realizar una escapa combinada por Amberes, Brujas, Malinas, Gante, Lovaina y Bruselas.

Su arte

La lista de grandes artistas que han dejado su obra para admirarla es interminable: los primitivos flamencos, Van Eyck, Rubens, Brueghel, Van Dyck, Magritte… No hay que perderse estos clásicos ni las últimas novedades museísticas en Fiandes: el Museo M. Leuven en Lovaina, el Museo Magritte de Bruselas, el STAM en Gante o el Museo de Bellas Artes de Amberes, entre otros.

Sus sabores

La historia de Fiandes está muy ligada a su cultura culinaria y avalada en la actualidad por su récord de estrellas Michelin. Estamos además en el lugar del mundo con mayor variedad de chocolate y cervezas. Un consejo: solicitar información para visitar una fábrica de cerveza artes anal en las Oficinas de Turismo locales.

Su originalidad

Todas las ciudades de Flandes cuentan con uno o varios mercadillos, siendo las flores las indiscutibles protagonistas. Los amantes de las gangas y de los objetos imposibles pueden hacer su agosto en los muchos puestos callejeros que ofrecen antigüedades, obras de arte, curiosidades y objetos inverosímiles. Las compras se rematan con las ofertas de diseñadores que marcan tendencia en Amberes y Bruselas, por ejemplo. Y para quien pueda, que se lleve un diamante de recuerdo.

Su arquitectura

Las ciudades de Fiandes siempre dejan huella. Sus casas, canales, catedrales y edificios públicos cautivan por su poderío, belleza y armonía. La Unesco ha reconocido como Patrimonio Mundial los campanarios y beateríos flamencos -no te pierdas los de Lovaina o Malinas-, así como el centro de Brujas o la Grand Place de Bruselas.

Volver a Lugares

 

Opina

*

Mapa del sitio