El lado oscuro de Tauro

Tauro es el primer signo de tierra del zodiaco y, como la tierra misma, los nacidos bajo este signo pueden ser implacables, testarudos y muy severos. A la vista de ello, una actitud más flexible frente a la vida les haría mucho bien. Presentan una renuencia evidente a correr riesgos o probar cosas nuevas, pudiendo también ser culpables de inanidad y desenfreno en su búsqueda incansable de los placeres mundanos.
Aunque los Tauro suelen tener un cierto aire autoritario, en ocasiones les falta confianza en sí mismos. Esto puede hacer que parezcan indisciplinados y perezosos. Quizás el aspecto menos atractivo del signo Tauro sea su carácter posesivo. Es cierto que aman, respetan y admiran a sus seres queridos, pero también lo es que los tratan como posesiones y objetos de su propiedad carentes de voluntad propia. Añádase a esto una testarudez que les impide olvidar y hace virtualmente imposible que perdonen a quienes les ofenden o no satisfacen sus expectativas, y tendremos una persona con tendencias egoístas e impulsivas.
Los brotes de baja autoestima, posesión, testarudez y celos nacen de su imperiosa necesidad de sentirse seguras. Si su sentido de la propiedad —ya sea sobre una persona, amigo, amante, objeto o proyecto— se viese amenazado, podrían sufrir un estallido de furia ciega. En su interior, esta furia se ha ido acumulando progresivamente durante largo tiempo.
También tardará mucho tiempo en apaciguarse y, como un volcán en erupción, dejará una estela de devastación a su paso.

Volver a Signo Tauro

Estás bárbara:

el lado oscuro de tauro, lado oscuro de tauro, como es un tauro furioso

Opina

*