Dieta para perder peso

Después de la alegría y el buen vivir hay que enfrentarse a la dura realidad que presenta la báscula y, como consecuencia, es común plantearse la posibilidad de hacer algún tipo de dieta con el fin de eliminar los kilitos de más. Ni que decir tiene, que ésta es una de las promesas más habituales que nos solemos hacer.
Los expertos recomiendan realizar un régimen, siempre que éste se haga correctamente y de forma equilibrada, ya que numerosos estudios han confirmado que, además de que la media de aumento de peso en cada persona oscila entre los dos y tres kilos, estas comidas dan lugar a una acumulación de toxinas que el organismo necesita eliminar para su buen funcionamiento.

Determinación del sobrepeso

Lo cierto es que si sólo se desean eliminar dos o tres kilos, tampoco es necesario seguir una dieta excesivamente estricta, sino que será suficiente con cuidar la alimentación y, sobre todo, es recomendable realizar bastante ejercicio. Además, hay que ser consciente de que el peso no se pierde tan fácilmente como se ha ganado, por lo que es imprescindible no tener prisa y no excederse en la realización de ejercicio que lo único que puede provocar en algún tipo de anomalía en el organismo. Una alimentación controlada y equlibrada y el ejercicio físico moderado durante un determinado periodo de tiempo devolverá la figura previa a las Navidades sin necesidad de padecer agotamiento ni de pasar hambre.
La solución no es tan sencilla cuando el número de kilos a perder es superior al anterior. Se puede establecer un baremo para diferenciar el tipo de dieta a seguir que se sitúa en los cinco kilos. A partir de esta cifra, sí sería necesario seguir un régimen más esricto pero siempre controlada por un médico especialista o nutricionista que indique la mejor forma de perder peso sin dañar el funcionameinto del organismo. También es conveniente acompañarlo con algo de ejercicio, que es la forma más sana de perder peso.

El momento ideal

Si se está fuertemente decidido a perder peso y se ha tomado conciencia del problema, lo mejor es comenzar la dieta cuanto antes, ya que alargarlo en el tiempo puede provocar la pérdida de ese interés inicial.
Hay que tener en cuenta que muchas de las dietas no se adaptan al ritmo diario, es decir, que se establece un número de comidas así como un horario para las mismas que en múltiples ocasiones no son compatibles con la actividad diaria. Este motivo es el causante de que lo mejor sea acudir a un experto que nos preste atención y diseñe una dieta que se amolde perfectamente al ritmo cotidiano de cada persona. Otro elemento relacionado con el tiempo es la duración de la dieta, que también deberá determinar el médico. En este caso, lo mejor es no querer precipitarse ya que la forma indicada por un especialista siempre será la más saludable para perder peso aunque, sin duda, nunca será la más rápida.

Consejos generales

Como se ha afirmado anteriormente, en el caso de que el sobrepeso sea excesivo se hace necesario consultar a un especialista en dietética. Sin embargo, y a pesar de que cada persona requiere unas condiciones alimentarias distintas, si sólo se desean perder pocos kilos adquiridos, se pueden seguir unos consejos habituales como tomar conciencia de que el peso se debe perder siempre poco a poco, entre medio kilo y un kilo al mes.
Para conseguir este objetivo no es necesario esforzarse ni sacrificarse en exceso, sino que basta con cuidar los componentes de los alimentos que se consuman, así como cambiar la forma de cocinarlos para no acumular muchas grasas, y realizar ejercicio. Otro paso importante es la ingestión de abundantes alimentos diuréticos que ayuden a eliminar líquidos. Para ello, es muy útil beber abundante agua, entre tres y cuatro litros al día. Finalmente, es imprescindible elimianr de la dieta el dulce, las bebidas con azúcar y el alcohol, los principales culpables del aumento de peso.

Sigue leyendo >>>