Cómo realizar la autoexploración de mama

La mayoría de los bultos en el pecho (aproximadamente el 90 por 100) se descubren con la autoexploración de mama. De modo que, cuanto mejor preparada esté usted para hacer un buen examen, más posibilidades tiene de descubrir un problema tan pronto como aparezca. Antes de empezar, esto es lo que debe buscar:

• Nuevos bultos.
• Arrugas en la piel.
• Hoyuelos en la piel.
• Engrosamiento o dureza debajo de la piel.
• Retracción del pezón.
• Sangrado o exudado a través del pezón.
• Cualquier otro aspecto anómalo en la piel o pezón.

Así es cómo debe examinarse

En la ducha Subir un brazo, y con los dedos de la mano planos, tocar todas las partes de cada pecho, buscando suavemente un bulto o engrosamiento. Utilizar la mano derecha para examinar el pecho izquierdo y la mano izquierda para el pecho derecho.

Delante del espejo Con los brazos a ambos lados, y luego subidos por encima de la cabeza, buscar detalladamente cambios en el tamaño, forma y contorno de los pechos. Observar la exis­tencia de hoyuelos, arrugas o cambios en la tex­tura de la piel. Apretar suavemente ambos pezones y comprobar si sale algo;

Tumbada boca arriba Éste es el paso más importante ya que es la única posición en la que usted puede notar todos los tejidos.

Colocar una almohada o toalla doblada debajo del hombro izquierdo y colocar la mano izquierda debajo de la cabeza. Con la mano derecha, manteniendo los dedos planos y juntos, tocar suavemente el pecho izquierdo sin ejercer demasiada presión.

Usar pequeños movimientos circulares colocando los dedos al principio en la parte superior externa de la mama, deslizando los dedos en espiral hacia el pezón. Examinar todas las partes del pecho. Repetir el procedimiento con el pecho derecho. Asegúrese de examinar el área situada por debajo de la axila, ya que contiene también tejido mamario.

 

Opina

*

Mapa del sitio