Cómo prevenir la presión baja

Mejor prevenir…
“Ante episodios reiterados de mareos o indicios de problemas de baja presión no debe dudarse en consultar un cardiólogo”.

salud femeninaVALORES NORMALES DE PRESIÓN ARTERIAL
• Presión mínima: 7 a 9
• Presión máxima: 10 a 14
Ia hipotensión arterial, denominación técnica para lo que normalmente llamamos “baja presión”, es una situación fisiopatológica sumamente compleja. ¿Pero, cuándo se dice que la presión es baja? En general hay un consenso internacional sobre cuáles son las cifras normales de la presión arterial. Así es como para la presión máxima -sistólica- se esperan valores de entre 10 (que hace referencia a una presión de 100 mm Hg) y 14 (140 mm Hg). Para la presión mínima -diastólica-, los valores normales rondan entre 7 y 9. Teniendo en cuenta esto, cuando la presión máxima se encuentra por debajo de 10 -que es el límite mínimo aceptable- entonces se habla de hipotensión arterial o baja presión.
Las principales causas
• ALCOHOL
• FALTA DE ALIMENTO
• DIABETES
• ESTRÉS O DEPRESIÓN
• MEDICAMENTOS

Medidas higiénico-dietéticas
En general el tratamiento de la hipotensión, cuando es idiopática y no produce síntomas, es tomar medidas higíénico-dietéticas:
• Mantener un buen peso corporal.
• Tratar de evitar todas las sustancias tóxicas (el cigarrillo, las bebidas alcohólicas,
los psicofármacos).
• Además, dado que el sedentarismo tiene mucho que ver con la presión baja, una buena forma de tratar a un paciente con hipotensión idiopática es ponerlo en un programa de ejercicios regulares.

¿Es realmente baja presión?
• La manifestación más común de la hipotensión son los mareos, sobre todo cuando uno se levanta (hipotensión ortostática). Si una persona se marea y no llega a desmayarse, los médicos hablan de un pre-síncope.
• Por supuesto, cuando la hipotensión es muy marcada se puede producir lo que se conoce como síncope. Baja tanto la presión que llega poco flujo de sangre al cerebro. Básicamente, un síncope es una pérdida brusca de la conciencia (derivada de que baja bruscamente la presión arterial que a su vez puede ser ocasionada por diversas patologías). El síncope puede tener como causa una frecuencia cardíaca repentinamente muy baja, que puede deberse a otros problemas.
• Otro tipo de consecuencia de la presión baja es la lipotimia. Un ejemplo de lipotimia se da cuando una persona presencia un accidente o ve a alguien sangrando… se produce entonces un reflejo a nivel del vago (nervio que maneja el parasimpático), se produce una brusca vasodilatación, cae el flujo cerebral y la persona se pone pálida y se cae desmayada. En los casos de lipotimia la recuperación es prácticamente inmediata ya que, por ejemplo, al caer esta persona al piso le vuelve la sangre al cerebro y entonces se recupera.

Consejos
• Ante todo, siempre lo mejor es la consulta a un profesional de la salud. Ya sea frente a episodios reiterados de mareos o cualquier otro indicio de problemas de baja presión hay que concurrir al especialista, que en este caso es un cardiólogo.
• Cuando se trata de situaciones anómalas, como por ejemplo una lipotimia, hay que tener en cuenta que el flujo de sangre que va al cerebro es ascendente, por lo tanto siempre hay que buscar que vuelva a llegar la sangre al cerebro, inclinando a la persona, haciendo que baje la cabeza y la ponga entre sus piernas, etc. En cambio, el desmayo es diferente.