Cómo frenar la flacidez y tener una piel más joven

Un rostro flácido aparenta más edad, mientras que unos muslos o unos brazos poco firmes afean tu figura.

pielCuando se les pregunta a las españolas de una cierta edad cuál es el problema estético que más les preocupa, la mayoría son de la misma opinión: la falta de firmeza, tanto en el rostro como en el cuerpo. Esta preocupación supera incluso a la de las arrugas en la cara o la celulitis en los muslos. Y es que una musculatura firme y tonificada, de la cabeza a los pies, es sinónimo de frescura y juventud aunque haya alguna línea de expresión. Por eso los tratamientos dermoestéticos más demandados en nuestro país por las mujeres a partir de los 30 años son los que van dirigidos a reafirmar el rostro.

Conócela para vencerla

La definición exacta de flacidez no es otra que la falta de consistencia o firmeza de la piel que se manifiesta en forma de descolgamiento, pérdida de grosor, pliegues y falta de tono. Signos que, sin duda, envejecen tu imagen.
• Por qué se produce. Con los años, las células de la dermis (fibroblastos) disminuyen en número y fabrican menos colágeno y elastina, responsables de la firmeza. A esto se suma la pérdida de grosor que sufre la piel.
• Cómo afecta al rostro… La flacidez puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más afectadas son aquellas que se exponen al aire libre y que tienen la piel más fina. En la cara afecta a los párpados que se pliegan y forman una bolsa, las comisuras de la boca caen hacia abajo dando un aspecto de tristeza, las mejillas se descuelgan, y el mentón parece doble.
• … Y al resto del cuerpo. Otras zonas que sufren flacidez son el cuello, el escote, los senos y la cara interna de los brazos y los muslos.
La cosmética ofrece mil y una soluciones para recuperar la firmeza de la piel. Productos concretos para cada zona del cuerpo y con una acción específica: conseguir que estés radiante en un tiempo récord y con una sola aplicación, o bien combatir flacidez y arrugas con tratamientos continuados.
• Cremas tensoras. También llamadas con efecto-flash o lifting, contienen ingredientes (proteínas vegetales de gran tamaño o polímeros sintéticos) que forman una fina película sobre la piel “estirándola” durante unas horas. Evidentemente no tratan las causas que dan lugar a la flacidez, pero son muy útiles para mejorar el aspecto del cutis de forma rápida y económica. Se comercializan en forma de ampollas unidosis, toallitas o serums.
• Con efecto frío. Los encontrarás tanto de rostro como de cuerpo. Tonifican la epidermis gracias a activos refrescantes como el mentol o el alcohol. Pueden ser agresivos para pieles sensibles.
• Cosméticos reafirmantes. Incluyen en su fórmula algún ingrediente que estimula la formación de colágeno, disminuyendo la flacidez al cabo de unas semanas de aplicación. Entre los activos más usados destacan el retinol o vitamina A, la vitamina C, el extracto de centella y los aceites de rosa mosqueta, aguacate y germen de trigo. • A base de alfahidroxiácidos. Este tipo de cremas, junto con las que realizan un peeling químico (con ácido glicólico o láctico) también aumentan la formación de colágeno. El único problema es que pueden provocar picor.

Estás bárbara:

flacidez definicion, rostro flacido, crema tensora facial, cremas tensoras, cremas tensoras para el rostro, cutis flacido, cutis flacido causas, mascarillas tensoras de la cara, para la el rostro flacido, mascarillas para curis flacido, Mascarilla casera para el rostro flacido, las mejores cremas tensoras, flacidez cutis, crema tensora cuello y rostro, como usar la crema tensora facial

Opina

*