Cinco cosas que nos hacen comer demás

perder peso

1. Comer distraídas.

Si nos sentamos a comer frente al televisor, leyendo un libro o mientras revisamos nuestro e-mail es más probable que comamos inconscientemente. Lo mismo pasa con la enorme porción de pochoclo con que entramos al cine. Nos llevamos a la boca una gran cantidad de comida que de otra manera seguramente no comeríamos. Cuando hacemos varias cosas a la vez no ponemos atención a la cantidad que comemos, ni siquiera saboreamos realmente la comida.

2. Vemos comida por todas partes.

Para donde quiera que volteamos hay un restaurante, cafetería, máquina expendedora. Hay golosinas en la caja del supermercado, en la oficina y en cualquier lugar por donde pasamos. Y por si fuera poco, llegamos a casa y tenemos también allí a la vista más golosinas y alimentos poco saludables, mientras que las frutas y verduras están guardadas fuera de nuestro alcance.

3. Distorsionamos el tamaño de nuestras porciones.

Como las porciones en muchos restaurantes parecen ir creciendo más y más, empezamos a creer que esos son los tamaños adecuados y nos servimos abundantemente también cuando estamos en casa.

4. Compramos alimentos en tamaños familiar.

Con la idea de que comprando así se ahorrará más dinero, sin embargo, lo que se logra es llevar a nuestras casas más cantidad de comida y no de la más saludable.

5. Los compromisos sociales.

Un compromiso social de cualquier tipo es casi un sinónimo de comida y bebida en exceso. Pensamos que comer y beber con moderación en estos casos es desairar a nuestro anfitrión o acompañante y olvidamos que lo importante no es la cantidad de comida sino disfrutar de la buena compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *