Chile: las Siete Tazas

vuelos baratos a chileEn la Región del Maule, al sureste de Santiago, se esconde el Parque Nacional de las Siete Tazas, zona silvestre que guarda uno de los espectáculos naturales más hermosos de Chile. Viaje a un sitio de bajo perfil turístico que agradecen los amantes de la naturaleza en su estado más indómito.
Contemplando el área en que se encuentran enclavadas las Siete Tazas, no es extraño suponer que se podría estar perfectamente en el extremo austral de Chile. Es que en el lugar se dan cita una infinidad de atractivos que sólo aparecen en las postales de monumentos naturales ubicados entre la Araucanía y Punta Arenas: vertientes que dan vida a ríos transparentes, volcanes instalados entre cordones cordilleranos inexplorados y majestuosas cascadas que caen entre medio de bosques nativos de árboles milenarios.
Estos paisajes acogen a la fauna más característica del sur, entre los que destacan animales andinos de estas latitudes como pumas, cóndores y huemules, a los que se les suman especies como chingues, zorros, vizcachas y una amplia variedad de aves, muchas de ellas de fácil observación, como catas, loros tricahue venidos desde la Argentina, patos, pájaros carpinteros y aguiluchos. Pero pese a su exuberancia, las Siete Tazas están ubicadas a 290 kilómetros de Santiago y a sólo 45 kilómetros de Molina, pueblo inserto en el corazón del vitivinícola Valle Central chileno.
Molina es el típico pueblo de vino, empanadas, hombres a caballo paseando por sus adoquinadas calles, y representa el último bastión de antiguas costumbres criollas antes de comenzar el ascenso hacia esta otrora Reserva Nacional creada en 1981 y que a partir de 2008 fue declarada Parque Nacional. Es un paseo que muchos residentes de la región del Maule realizan durante el día, mientras que para algunos santiaguinos resulta ideal para refugiarse de la vorágine de la ciudad durante el fin de semana. Otros, en cambio, optan por llegar aquí a partir de diciembre para tomarse unas merecidas vacaciones, cuando el clima templado y los días soleados dan inicio a la temporada alta. Pero no se engañe. Las Siete Tazas no es un destino muy concurrido.
Así queda demostrado en las estadísticas de turismo chileno del año 2009, que cuentan 45 mil visitantes en este Parque. Una cifra que no lo sitúa siquiera en los top ten de los Parques Nacionales más visitados de Chile. Por ello, sea cual sea el tiempo de permanencia en esta zona, las Siete Tazas tienen algo que decirle no sólo por su geografía ligada a la Patagonia, sino nbién por los misterios que guarda el tesoro oculto de la naturaleza.

Cómo llegar

Desde Santiago de Chile se debe tomar la carreten 5 sur hasta pasar Curicó (194 km). A ocho kilómetros de Curicó, hay que tomar el desvío a la izquierda hacia Molina, ubicado a 26 km de Curicó. Desde ahí sale el camino perfectamente señalado hacia las Siete Tazas (55 km).

Volver a Lugares