Causas de obesidad

Entendemos por obesidad el fenómeno que se produce cuando el aporte calórico es superior al gasto energético, y la consecuencia será el aumento del tamaño de los adipositos, lo que se va a traducir en un aumento de los depósitos de grasa del organismo, determinando un exceso de peso. La grasa del cuerpo humano debe oscilar entre 12 y 25% del peso total y se habla de obesidad cuando el porcentaje sube más del 30%. La cantidad de grasa corporal varía según la edad, el sexo y grado de actividad física. En el hombre: 12% de grasa de su peso corporal. En la mujer: 25% de grasa de su peso corporal. Las causas en el desarrollo y mantenimiento del sobrepeso por acumulación de grasa tienen factores muy diversos que pueden ser:
• Constitucionales: regido por un factor genético. Determina que de padres no obesos, hay un 10% de descendientes obesos. De un padre obeso un 50% de sus descendientes serán obesos; y de dos padres obesos el 80% de sus descendientes serán obesos. Este tipo de obesidad está presente en el nacimiento, los recién nacidos pesan algo más del peso normal promedio. Esta obesidad puede quedar latente y sólo saldrá a la luz cuando ciertos aspectos de la vida lo impulsen a ello, estos factores son: hormonales, socioprofesionales, psicológicos.
• Factores sintomáticos: estos se dividen en factores exógenos y factores endógenos. Los exógenos son sobrealimentación, dieta hipercalórica, hábitos, etcétera; son propios de ambos sexos y de todas las edades.
• Factores hormonales: pubertad, embarazo, anticonceptivos, menopausia.
• Factores socioprofesionales: actividad social, matrimonio, cambios de trabajo, etcétera.
• Factores psicológicos: situación depresiva importante como puede ser un divorcio, la muerte de un ser querido, etcétera; allí nace una apetencia excesiva ante los alimentos.
• Por medicamentos: la mayoría de los medicamentos que producen el aumento del peso lo hacen estimulando la ingesta. En cuanto a las hormonas anabolizantes, el aumento de peso que produce es por aumento de la masa muscular y por una fuerte retención de agua. Los estrógenos producen aumento de peso por retención y por aumento de la masa magra.
• Factores endógenos, como los endocrinos (menos del 1% de las obesidades), pueden ser causadas por enfermedades de la suprarrenal, hipófisis, tiroides, etcétera.
• Sexo: las niñas poseen un poco más de grasa que los niños, especialmente en el pliegue cutáneo de las nalgas, que es ligeramente más grueso.
• Edad: a partir de la pubertad el peso de la masa adiposa aumenta progresivamente, pero la masa magra disminuye proporcionalmente con la edad, por ello, con el envejecimiento, el peso lógicamente debe disminuir.
• Climatéricas: a veces se alteran las proporciones estéticas del cuerpo con tendencia a la obesidad, sin modificar la dieta. Esto puede ser por retención o por alteraciones metabólicas originadas por disminución del anabolismo.
• Por síndrome premenstrual: esto atañe de forma directa al 30% de las mujeres. La persona aquejada de este síndrome puede engordar de 1 a 3 kg en víspera de la menstruación y durante más tiempo si son obesas.

Distintos tipos de obesidad

La grasa no es homogénea; se distribuye por todo el cuerpo en varias regiones por lo que se puede clasificar en categorías androide, ginecoide y generalizada:
• Obesidad androide: afecta la zona superior del cuerpo (espalda, hombros, brazos, tórax, abdomen). Son personas de- cuello ancho y corto por lo general. En la nuca tienen acumulo de grasa denominados jiba de bisonte, más frecuente en el sexo masculino.
• Obesidad ginecoide: en este tipo de obesidad, las grasas se instalan en las zonas medias inferior del cuerpo (abdomen, caderas, pelvis, nalgas, rodillas y hasta piernas). Es más frecuente en el sexo femenino.
• Obesidad generalizada: se aprecia en personas que se ven como de buen humor y comilones. Todo el tejido hipo-dérmico está proporcionado en el reparto de las grasas.
Alteraciones a consecuencia de la obesidad:
• Hipertensión arterial.
• Arteriosclerosis
• Pie plano.
• Aumento de lordosis cervical, artrosis de rodilla y tobillo.
• Estreñimiento.
• Diabetes.
• Estrías atroncas, celulitis, etcétera.

 

Opina

*

Mapa del sitio