Un correcto maquillaje de rejuvenecimiento

cosmetica onlineSi bien el paso de los años nos deja una mejor manera de encarar la vida a raíz de la experiencia, sabiduría práctica y un saber hacer, a la vez que nos permite equilibrar las emociones y no actuar alocadamente, deja señales en nuestro rostro.
Pero no queremos que esas señales se noten. Porque nos hacen ver envejecidas, con la piel cansada, apagada, sin brillo. Y muchas veces cometemos el error de usar maquillaje de más, para encubrir esas señales, y en vez de disimularlas las enfatizamos.
Es al revés: si tenemos más de cincuenta años, lo que debemos hacer es que el maquillaje se note lo menos posible
para obtener una apariencia de frescura natural, de piel sana, que es lo que efectivamente rejuvenece. Usar bases de textura ligera, polvos volátiles y traslúcidos y sombras poco recargadas, son algunas de la claves para conseguir un aspecto radiante, joven y fresco. Hay una serie de consejos que, si los seguimos, nos harán lucir con varios años menos:
• Es conveniente utilizar una base maquillaje de textura muy ligera. En este sentido son muy recomendables las hidratantes con color, que tampoco debe ser muy oscuro ni diferente al tono de la piel. ¿Un truquito? Mezclar un poco de base de maquillaje común con una crema hidratante de buena calidad.
• Los defectos, como en todos los casos de maquillaje que hemos visto hasta ahora, los disimularemos con un poco de corrector al tono, antes de aplicar la base.
• El polvo que usemos para fijar la base siempre deberá ser volátil y transparente, o casi siempre. Lo aplicaremos con una brocha de cerdas suaves, para que su aplicación pase casi inadvertida y le otorgue luminosidad al rostro.
• Hoy en día muchas de las bases de maquillaje cuentan con su versión antiedad, ideal para las pieles más maduras. Si podemos, debemos adquirirlas, sobre todo las de buena calidad, que reemplazan y estimulan la producción de colágeno y elastina.
• Antes de aplicar la base, es importante preparar la piel con una hidratante.
• A toda costa debemos evitar el brillo facial, que hace que se resalten las pequeñas arruguitas del extremo de los ojos. Además, los reflejos que provocan los brillos acentúan las sombras que crean las arrugas. Para evitarlo, aunque decidamos no maquillarnos, no debemos olvidar aplicar un poco de polvo volátil con la brocha antes de salir de casa.
• Es mejor mantenerse alejada del maquillaje de ojos estridente y cargado, y darle más atención a las mejillas. El rubor para las mujeres adultas es fundamental, porque transmite salud y bienestar (asociados culturalmente a la juventud). No obstante, deberá evitar éste último en las sienes y párpados, ya que delata las arruguitas de los ojos.
• El delineador de cejas es un gran aliado: es fundamental definirlas bien, dibujar su forma. Por otra parte, una de las señalas biológicas que delata el paso del tiempo es la disminución del pelo, tanto en cantidad como en grosor y calidad. Por esto, las cejas y pestañas pobladas dan la impresión de juventud. Claro que sin exagerar, porque un pegote no sólo no rejuvenece, sino que afea.
• La máscara para pestañas es mejor aplicarla sólo en las pestañas superiores. Abre la mirada y la hace más viva.
• Aplicar por lo menos una vez al mes, y siempre que tengamos una ocasión especial, una mascarilla reafirmante. Son como una inyección de energía para la piel a la que regalan una dosis extra de nutrición e hidratación, alisando e iluminando, por lo que el resultado es una piel más luminosa y rejuvenecida. La mayoría tiene un ligero efecto tensor.
• En edades maduras, los matices irisados no se pueden usar en todo el rostro. Pero, si nos gustan, podemos aplicar sobre la base mate que hemos elegido, para dar toques de luz, por ejemplo, en el centro del párpado, proporcionando vida a la mirada, o sobre los labios (el lugar ideal para aplicar un toque de brillo iridiscente es el centro de labio inferior).
• No olvidar nunca, pero nunca, desmaquillarnos antes de acostarnos. Incluso debemos aplicar un poco de leche o loción limpiadora aunque no nos hayamos maquillado, ya que la suciedad del ambiente, el smogy las células muertas de nuestra piel deben ser eliminadas del rostro cada noche, antes de aplicar las cremas bioregenerativas de nuestro agrado.
• Los ojos deben ser desmaquillados con un gel específico para esa área, de propiedades suavizantes y descongestivas. No debemos pasarlo con demasiada fuerza por esta zona tan frágil, ya que podemos lesionarla y generar más flaccidez.
• No olvidar hacer una exfoliación semanal, porque a esta edad la renovación celular se ralentiza, las células muertas se quedan sobre la superficie de la epidermis durante más tiempo y necesitan un empujón extra para abrir camino a las nuevas células de las capas más bajas. Por otra parte, las células muertas opacan la apariencia de la piel, restándole vitalidad.

 
Mapa del sitio