Alternativas al azúcar

Si te gusta lo dulce pero no quieres aportar un exceso de calorías “Vacías” a tu dieta, puedes optar por otros edulcorantes naturales.

dietaA lo largo de la historia se han utilizado varios alimentos para proporcionar un sabor dulce a las comidas y las bebidas. De todos ellos, el azúcar blanco (por su gran poder para endulzar) ha sido el más utilizado. Este tipo de edulcorante proporciona mucha energía pero no aporta ningún nutriente. Por eso, se dice que contiene “calorías vacías”. Pero esta no es, ni mucho menos, la única opción disponible.

En los últimos años han surgido otras alternativas para endulzar. En tu mano está elegir la alternativa que más se adapte a tus gustos.
• Edulcorantes artificiales. Actualmente la preocupación por el peso y la salud ha llevado a popularizar el uso de este tipo de preparados (como la sacarina). Al aportar pocas calorías, son los más utilizados para endulzar los productos bajos en calorías.
• Edulcorantes naturales. Pueden aportar ese sabor dulce tan deseado y no tienen ningún efecto secundario. Por ese motivo, los edulcorantes naturales constituyen una buena alternativa al azúcar. Además, si se usan debidamente, estos productos pueden resultar útiles a la hora de perder y controlar el peso. Te proponemos una completa guía de las posibilidades que tienes a tu alcance.

Dulce y natural

La próxima vez que necesites endulzar un alimento puedes probar con: • Azúcar integral. Se extrae de la caña, a partir de la melaza o la miel de esta. Contiene glucosa y fructosa y por ello es muy similar al azúcar blanco purificado. Según la variedad de la caña usada, obtendremos el denominado azúcar panela, mascabado o rapadura.
• Fructosa. Se obtiene de forma natural a partir de la fruta. Aunque posee prácticamente las mismas calorías que el azúcar blanco, endulza mucho más y por eso se necesita poner menos cantidad en las recetas.
• Polvo de algarroba. Se obtiene de los frutos del algarrobo, un árbol típico de zonas mediterráneas. Concretamente, secando la pulpa dulce que rodea las semillas que tiene en su interior. Además de ser dulce, su sabor se parece espectacularmente al del chocolate.
• Miel de cebada y arroz. La primera se elabora artesanalmente, a partir del almidón de este cereal. No es tan dulce como el azúcar pero su sabor es intenso. La segunda, tal como su nombre indica, se obtiene del arroz. Posee un sabor y una textura muy delicada.
• Miel de flores. Es un alimento de procedencia 100% natural ya que, a diferencia del azúcar blanco, no ha estado sujeta a ningún procedimiento químico de refinado para su obtención. La miel proporciona unas 325 calorías por 100 gramos mientras que el azúcar aporta 400. No hay una gran diferencia de calorías entre los dos pero la miel aporta vitaminas y minerales y sus azúcares se asimilan mejor.
• Sirope de arce. Se trata de una especie de jarabe que se extrae de la savia del árbol del arce. Esta sustancia edulcorante posee la ventaja de aportar menos calorías que el azúcar blanco o la miel. Puede utilizarse como almíbar o caramelo en la elaboración de repostería. También puede usarse para aderezar tortitas, gofres y crepés.
• Sirope de agave. Se trata de otro edulcorante natural que, en este caso, se extrae de un cactus. Además de usarse en repostería, el sirope de agave puede utilizarse para endulzar cereales, tostadas o incluso una ensalada de fruta.
• Sirope de manzana. Este concentrado se obtiene cocinando a fuego lento zumo de manzana. Muy utilizado en los países nórdicos, el sirope tiene un sabor suave y, por ello, también es adecuado para acompañar tostadas o crepés. Además, mantiene muchos de los nutrientes y propiedades saludables que posee la manzana en su forma natural por lo que su beneficio acaba siendo doble.
• Melaza. Tiene un aspecto parecido al de la miel pero se obtiene de las cañas de azúcar. Se consigue prensando la caña y cocinando su jugo hasta que se evapora el agua. De este modo, se extrae un líquido espeso de agradable sabor que resulta ideal como endulzante de infusiones y que contiene más vitaminas y minerales que el azúcar refinado. También existen melazas obtenidas a partir de cereales que, a pesar de ser dulces, son más suaves que otros edulcorantes.