Alimentos a favor y en contra de la celulitis

Los alimentos ricos en vitaminas y minerales (frutas, legumbres, verduras) poseen grandes propiedades beneficiosas para nuestro organismo: actúan como antioxidantes naturales, mejoran la circulación y el retorno venoso, limpian las arterias y retrasan el envejecimiento celular. Ofrecemos una lista de estos alimentos, con sus respectivas propiedades.
• Acelgas, laxantes y depurativas.
• Ajo, regula la circulación y limpia las arterias.
• Alcachofas o alcauciles, depurativa del hígado y laxante. Enemiga de los kilos.
• Apio, diurético, laxante y regulador hormonal.
• Arroz integral, rico en fibra, depurativo y laxante.
• Cebolla, regula la circulación y es diurética.
• Cereales integrales, ricos en fibra, laxantes y depurativos.
• Espárragos, diuréticos y laxantes. Protectores de los capilares.
• Espinacas, laxantes y depurativas.
• Fresas, diuréticas, ricas en vitamina C y antiinflamatorias.
• Kiwi, laxante y rico en vitamina C. Protector capilar.
• Limón, diurético y rico en vitamina C. Protector de las arterias.
• Manzanas, laxantes y digestivas.
• Pan integral, rico en fibra, depurativo y laxante.
• Pina o ananá, diurética y rica en enzimas digestivas.
• Sandía, diurética e hipocalórica.
• Zanahoria, laxante y rica en betacaroteno, vitaminas de la piel.

Entre los contraindicados para la celulitis están:

• Bebidas alcohólicas. Un vasito.de vino o cerveza son diuréticos y contienen vitaminas y antioxidantes, pero superar esa cantidad por día tiene más inconvenientes que beneficios.
• Café, cacao y chocolate. Su contenido en excitantes fomenta la celulitis.
• Alimentos muy procesados. Están llenos de calorías vacías y grasas de origen dudoso.
• Dulces industriales. Azúcares sin vitaminas asociadas y gran cantidad de grasa.
• Proteínas (en exceso). Las proteínas son muy convenientes, pero un exceso sobrecarga los riñones y produce acumulación de toxinas.
• Sal. Suprimirla completamente porque favorece la retención de líquidos.
Hay que comenzar por restringir el consumo de alcohol, café, dulces y sal; los tres primeros porque dificultan el trabajo depurativo del hígado y en el caso de los dulces porque además contienen azúcares simples de rápida absorción. En cuanto a la sal, porque favorece la retención de líquidos. Es recomendable sustituirla por limón y hierbas aromáticas. Además se deben evitar las grasas animales saturadas (mantequilla, embutidos) y comer sobre todo alimentos ricos en fibra como: legumbres, frutas, verduras y cereales integrales. También, se sugiere cocinar con aceite de oliva en proporciones moderadas, y beber entre comidas al menos dos litros de agua. En cuanto al pan, es conveniente que sea siempre integral y consumido en cantidades discretas.
Para finalizar, agregamos que los lácteos son recomendados por su aporte de calcio, pero es conveniente que sean descremados.